Al considerar que las actividades agrícolas en Tamaulipas han disminuido y el consumo humano es prioridad sobre el uso del campo, la bancada de Morena en el Congreso señaló la urgencia de que las autoridades de Nuevo León renegocien el convenio por el cual desde 1996 se debe ceder agua de la Presa El Cuchillo, al distrito de Riego 026, de Tamaulipas.

El diputado Marco González Valdez dijo que, en las políticas hídricas, el consumo humano es prioridad sobre el uso agrícola. Informó que alrededor de 5 millones de habitantes del área metropolitana de Monterrey necesitan fuentes sustentables de agua potable, mientras que la producción agrícola en el vecino estado ha ido a la baja.

El acuerdo firmado en 1996 entre Nuevo León, Tamaulipas, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la Comisión Nacional del Agua establece que, si el embalse de la Presa El Cuchillo tiene más de 315 millones de metros cúbicos al 1 de noviembre, se debe enviar el excedente a la presa Marte R. Gómez, de Tamaulipas.

El distrito comprende 66 mil hectáreas de las que, de acuerdo con reportes de la CNA viven 10 mil familias de la frontera tamaulipeca. El distrito de riego 026 comprende los municipios de Mier, Miguel Alemán, Camargo, Díaz Ordaz, Reynosa y Río Bravo.

El agua trasvasada este año representa la mitad de toda el agua que se recibió en Nuevo León, por la reciente tormenta tropical “Fernand”.

“He venido solicitando desde la Legislatura pasada que se renegocie este acuerdo de aguas entre ambos estados y, desde el arranque de esta nueva Legislatura, para la cual fue reelegido, retomamos el tema. En particular, la urgencia de renegociar este convenio de trasvase de agua fue una de las conclusiones principales de un Foro sobre Agua de Nuevo León, que organizamos en Congreso en octubre del 2018, y que encabecé como presidente del Congreso”.

González precisó que este convenio data de hace más de 20 años: “Por eso debe revisarse. Por su antigüedad, porque las condiciones han cambiado y porque debe privilegiarse el consumo humano. Urge actualizar este convenio. No podemos seguir con la inercia de que no se puede cambiar”.

Impulsa mesa de trabajo

En tanto, el diputado federal del PAN, Martín López Cisneros, informó que ha enviado oficios al gobierno de Tamaulipas, proponiendo integrar una mesa de trabajo para renegociar el contrato de aguas de 1996 firmado con esa entidad.

También, dijo, se enviaron oficios formales a las autoridades de la Comisión Nacional del Agua y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, porque todos ellos deben formar parte de las mesas de trabajo al ser temas de su competencia.

“La solución a este gran problema que tenemos es muy sencillo: es urgente que se renegocie ese acuerdo de aguas con Tamaulipas, porque las exigencias que tenemos en el área metropolitana son muchas. No podemos estarnos tronando los dedos todos los veranos ante las sequías y la falta de agua para consumo humano”.

De manera que, con el paso de los años la ciudadanía neoleonesa necesita más agua, mientras que los regantes del Distrito 026 de Tamaulipas son menos y continúan recibiendo la misma cantidad de la presa El Cuchillo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.