El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, invitó a la clase política y a la sociedad, a esperar los tiempos que marque la ley en el caso que se le sigue al gobernador Jaime Rodríguez Calderón por las “broncofirmas”, cuando aspiró a la presidencia de la República.

En su tradicional misa dominical, el presidente del Episcopado Mexicano felicitó a Rodríguez Calderón con motivo de su Cuarto Informe de Gobierno y lo invitó a él y a sus colaboradores, a la reflexión de los pendientes que tiene con la sociedad a la que gobierna. Llamó a la sociedad a ser muy respetuosos respecto a los procesos legales que se llevan en contra el gobernador.

“Invito a los católicos a que sean muy respetuosos, a que tengan su análisis en cómo ven la autoridad y a dar su opinión sobre lo que consideran hay un retraso o un avance en nuestro estado de Nuevo León”.

“Quien cree en la democracia también tiene la paciencia para que los procesos legales se lleven a cabo conforme lo marca el Derecho. Nadie puede brincar ese obstáculo natural que hay siempre entre la resolución inmediata que uno quiere y lo que significa aguantar un proceso siempre legal”.

También se refirió al a violencia, de la cual, dijo, los diferentes niveles de autoridad deben poner atención para descender los índices delictivos.

“Los gobernantes deben enfocarse en esta problemática, a veces por las discusiones políticas se olvidan que los ciudadanos padecen la violencia en nuestras ciudades… Ya hay exceso de violencia, eso quiere decir que la sociedad está cada vez peor”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.