Por José Jaime Ruiz.

“En breves declaraciones a la prensa después de encabezar una reunión de seguridad en la sede de la Policía Federal de Tijuana, el mandatario que entrará en funciones el próximo 1 de noviembre envió a sus críticos un mensaje: ‘Ya supérenlo, entiendan que ya perdieron”, se lee en la revista Proceso cuya fuente es el semanario Zeta.

Jaime Bonilla también afirmó: “…ya el pueblo de Baja California opinó en contra de los intereses mezquinos de muchos, que obviamente tienen como meta seguir entorpeciendo el funcionamiento del próximo gobierno”.

Mezquino e interesado, después de organizar una “consulta” amañada, no quiere servir por dos años, lo que aprobó el pueblo de Baja California, quiere servirse cinco años. ¿Con qué fin? Más empresario que servidor público, Bonilla desea los negocios y, por eso, no le bastan dos años como gobernador (¿quién volteó a ver la jugosísima aduana de Tijuana… lo sé, hay rimas oscuras, corruptas).

La revista Proceso consignó el 17 de marzo: “El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió en privado, este miércoles, con las dirigencias nacional y estatal de Morena, y con el candidato del Frente Juntos Haremos Historia en la entidad, Jaime Bonilla Valdez.

“El encuentro –un desayuno en el restaurante del Hotel Lucerna– se realizó después de la conferencia matutina del Ejecutivo en esta ciudad, y acudieron, además de Bonilla, la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, y el delegado especial de esa fuerza política en la entidad, Leonel Godoy Rangel.

“La Agencia Fronteriza de Noticias (AFN) dio a conocer que, en una mesa aparte, que incluyó fotografías de Bonilla con el tabasqueño, departieron el candidato morenista a la alcaldía de Tijuana, Arturo González Cruz, y el empresario y abogado Guillermo Ruiz, apodado ‘El Titi’, quien por años representó los intereses legales de Jorge Hank Rhon, y a finales de 2016 sufrió un atentado del que resultó con heridas leves.

“(…) No se supo qué platicaron los directivos de Morena, el candidato a gobernador y el mandatario, sin embargo López Obrador fue interceptado después y, al ser cuestionado sobre la reunión, se limitó a decir que desayunó con Bonilla en calidad de ‘amigos’, en el hotel.

“El 8 de marzo pasado, proceso.com.mx publicó que el senador con licencia Bonilla Valdez tiene un pasado que pocos conocen: perteneció al Partido Republicano y como funcionario del gobierno estadunidense juró proteger la constitución de los Estados Unidos”.

Después de estos meses, ¿todavía hay “calidad de amigos” entre Bonilla y Andrés Manuel?

En su edición de hoy La Jornada consigna:

“El 84.25 por ciento de los 53 mil 419 mil ciudadanos que participaron en la encuesta que el Congreso local realizó el domingo (1.9% del padrón electoral de la entidad) se pronunció por que el gobernador electo de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, del partido Morena, permanezca durante cinco años en el cargo durante un periodo que iniciará el próximo primero de noviembre y concluiría el 31 de octubre de 2024.

“El 15.32 por ciento restante (8 mil 186 personas) votó para que la próxima administración termine en octubre de 2021, informaron anoche los integrantes de la comisión especial para la consulta ciudadana de la Legislatura estatal.

“Hubo 203 sufragios nulos, que representan 0.43 por ciento de la votación. En las 250 mesas instaladas se utilizó 47 por ciento de las boletas disponibles, cuyo cómputo terminó ya entrada la noche de este lunes en las instalaciones de la Legislatura estatal.

“El padrón electoral de Baja California es de 2 millones 800 mil ciudadanos.”

Una elección sobre la elección es totalmente inconstitucional. Morena en Baja California, de la mano de Yeidckol Polevnski, enseña el cobre y su, atender la polisemia, “cobriza” actitud. Y Jaime Bonilla se destiñe de la política morena, emblanquece, aunque no palidece frente a su fechoría antidemocrática, anticiudadana.

Bonilla quiere gobernar cinco años Baja California con menos del 1.9 por ciento del padrón electoral. El “amigo” de Andrés Manuel es el mayor punto fétido de la 4T. Su actitud políticamente apestosa como gobernador electo prefigura una actitud políticamente pútrida como gobernador constitucional. Ya, Jaime, no le hagas más daño a la 4T de tu amigo López Obrador. Eres legalmente un gobernador de dos años, no quieras convertirte en un ilegal gobernador de cinco años. Ya, Jaime Bonilla, ya, supéralo.

@ruizjosejaime

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.