Pedro Joaquín Coldwell, extitular de la Secretaría de Energía rechazó haber participado en supuestos sobornos a Petróleos Mexicanos durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. En una carta enviada a medios, el exfuncionario federal rechazó haber participado en corruptelas durante el sexenio pasado y aclaró que no tuvo incidencia en adjudicaciones o contratos de la petrolera mexicana.

“Nunca tuve injerencia alguna en la adjudicación de contratos de servicios o de arrendamientos llevados a cabo por Pemex, ni contaba con facultades legales para ello, ni tampoco recomendé jamás a funcionarios”.

De acuerdo con grabaciones de audio difundidas esta desde el fin de semana por distintos medios nacionales e internacionales, la empresa Oro Negro contrató los servicios de una agencia de inteligencia israelí denominada Black Cube, que, a través de algunos de sus agentes encubiertos, habría logrado dar cuenta del modus operandi de algunos directivos de la empresa productiva del estado para el desvío de recursos.

El principal señalado en los audios es el exdirector general, Emilio Lozoya Austin, quien habría recibido hasta sobornos por 5 millones de dólares para la asignación de contratos u obras.

Los audios de los sobornos a Pemex

José Carlos Pacheco Ledesma, ex subdirector de Pemex Exploración y Producción, fue grabado en audio señalando a Carlos Morales, director general de dicha división entre 2004 y 2014, como uno de los elementos principales en las redes de corrupción de Pemex, así como el encargado de desviar más de 2 mil millones de pesos a la campaña de Enrique Peña Nieto para la elección presidencial de 2012.

En los audios los audios grabados por Black Cube en 2017, durante una lujosa cena en un restaurante de la Ciudad de México, Pacheco señala que “el secretario de Energía”, en ese entonces Pedro Joaquín Coldwell, también se “llevaba su parte” de los sobornos, aunque durante la conversación no especifica ni montos ni el mecanismo por el cual se le habría hecho llegar el dinero.

Con información de Sin Embargo

Fotografía: Misael Valtierra/Cuartoscuro.