Este 21 de octubre, el Presidente de la República se dijo dispuesto a presentarse a declarar sobre el operativo emprendido en Culiacán si lo solicita una autoridad, luego de que el PAN presentara una denuncia en su contra ante la Fiscalía General de la República.

Cuestionado a cuatro días del operativo encabezado por la Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas, el presidente reiteró que el gabinete de seguridad decidió detener la aprehensión de Ovidio Guzmán López para evitar una masacre en la capital de Sinaloa. Él apoyó la decisión y, por tanto, ofreció estar dispuesto a explicarla.

“Lo del jueves demostró que hay un cambio verdadero y vamos a fundamentar el por qué se actúa de esta manera, y estoy dispuesto a comparecer. Sí me gustaría ir a comparecer ante la autoridad, si así lo solicita, para ir a dar a conocer, a exponer mis razones del por qué no a la violencia”

El presidente reiteró que su gobierno encabeza una estrategia de seguridad diferente y que las decisiones que se tomaron en Culiacán han servido para confrontar su modelo con los de las administraciones de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

“Nuestros adversarios corruptos que aplicaron una política de confrontación y de violencia para supuestamente garantizar la paz y la tranquilidad, esa política insensata e inhumana produjo más violencia. Nosotros dejamos en claro desde el principio y está escrito en el Plan Nacional de Desarrollo que íbamos a cambiar esa política absurda e ineficaz porque no dio resultados. El caso de Culiacán sirvió para confrontar los dos modelos”

El Presidente dijo que sus adversarios callaban cuando la población era sacrificada, pero ahora gritan que la violencia es necesaria “para mostrar los pantalones”

 “Son supuestamente muy valientes, pero con los pantalones de otros. (Una actitud) machista, como si gobernador un país fuera el equivalente a ser el encargado de un cuartel”

Denuncia PAN a AMLO ante la FGR

La mañana de este domingo 20 de octubre el PAN informó que presentó ante la Fiscalía General de la República al presidente Andrés Manuel López Obrador y al secretario de seguridad Alfonso Durazo por la “liberación” de Ovidio Guzmán López.

El comunicado firmado por el dirigente Marko Cortés señaló que la denuncia fue presentada el viernes 18 de octubre para que sean considerados diversos hechos ocurridos en Culiacán como delitos. Además, el PAN exigió la renuncia del presidente y del titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

“Acción Nacional expresa su más enérgico reclamo al gobierno central por claudicar en la aplicación del Estado de Derecho. Deben renunciar los funcionarios que participaron en la toma de decisiones durante el fallido operativo de Culiacán, Sinaloa”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.