El Presidente de la República aseguró que preferiría renunciar si hubiera una masacre en operativos del Ejército, por lo que reiteró que en su Gobierno se evitará el “derramamiento de sangre”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que, si se hubiera continuado con el operativo el pasado jueves, 17 de octubre, en Culiacán, Sinaloa, se habrían perdido muchas vidas de civiles inocentes y no solo de presuntos delincuentes y de militares.

Asimismo, señaló que ha solicitado una evaluación sobre la forma en que se llevó a cabo la acción que resultó fallida para detener a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín Guzmán Loera, alias el “Chapo”.

Me iría derrotado moralmente por dar una orden equivocada

El mandatario federal manifestó su satisfacción por avalar la decisión de suspender el operativo en Culiacán, el cual pudo causar la muerte de mucha gente… “Lo de menos es lo político”.

Sostuvo que un caso hipotético en que sus adversarios políticos lograran articular un movimiento y hubiera una masacre, para pedir su renuncia, sí dejaría su cargo, pero derrotado moralmente: “Pues me voy, sí, pero ¿cómo me voy? No derrotado porque deje de ser presidente, sino derrotado moralmente por haber dado una orden equivocada”.

Fue tajante al señalar que “lo que más importa es la vida, no el cargo”.

Entre principios y eficacia política decido por los principios

López Obrador subrayó que siempre cuando debe decidir entre principios y eficacia política decide los principios: “Pero cuando hay que decidir, en los momentos difíciles, los principios, no los cargos. Es como cuando hay que decidir entre la Justicia y el Derecho… pues la Justicia”.

Insistió en busca que su Gobierno no se salga del propósito de evitar pérdidas de vidas humanas… “No queremos derramamiento de sangre, no queremos eso de nadie”.

¿Sigue en pie la detención de Ovidio Guzmán?

El mandatario federal dejó ver que, si bien sigue en pie la detención de Ovidio Guzmán, lo fundamental es garantizar la seguridad pública y no operativos para que se cuelguen medallas.

Y es que abundó que, en la estrategia contra el narco, en las administraciones anteriores lo principal era ver qué personaje famoso era detenido: “No quiere decir que eso no se vaya a hacer, pero no es para nosotros lo fundamental es garantizar la seguridad pública”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.