La senadora del PAN Xóchitl Gálvez presentó una propuesta para gravar con un impuesto especial del 3% a todas las consolas y videojuegos (en formato físico) que se distribuyan en México; no importando la compañía.

La recaudación derivada de este nuevo gravamen sería destinada a la creación de las Academias Deportivas Municipales para Niñas, Niños y Adolescentes, siendo parte del Ramo 33 del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Dicha iniciativa se presentó el pasado 17 de octubre y actualmente se encuentra en la Cámara de Diputados, para que se incluya como un inciso al artículo 2, fracción 1, de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios del “Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2020”.

Los videojuegos han sido tema recurrente en la política mexicana

No es la primera vez que una funcionaria del PAN, o miembro de la política mexicana en general, presta atención a la industria del videojuego. Se trata de un tema recurrente, por lo general, centrado en su regulación o gravamen.

Desde la llegada de la actual generación de consolas se han generado un par de propuestas para tener una “Clasificación Mexicana de Videojuegos”; parecida a la ESRB, pero enfocada exclusivamente al mercado mexicano.

Con esto, las autoridades tendrían mayor control sobre los contenidos de los interactivos. En el mismo sentido, la secretaria de la Comisión de Desarrollo Social, Janet Melanie Murillo, también del PAN, pidió la creación de etiquetas que adviertan del daño por jugar en exceso.

Aunque estas iniciativas siempre entran al análisis, al final terminan por olvidarse en poco tiempo, o bien, jamás llegan a aplicarse de manera efectiva.

Con información de El Imparcial.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.