Bajo el lema “Por la concordia, por Cataluña: ¡Basta!” miles de constitucionalistas marcharon este domingo en las principales calles de Barcelona, a convocatoria de la organización Sociedad Civil Catalana (SSC), que exige la dimisión del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Al término de la movilización, el líder de la SCC, Fernando Sánchez Costa, se pronunció por convocar a elecciones autonómicas y expresó: “Basta. Basta de violencia. Basta de confrontación, basta de odio, basta de decadencia. Basta de procés”, al tiempo que pidió volver a empezar y reconstruir Cataluña.

“Presidente, si no sabe o no quiere gobernar para todos los catalanes, si no sabe salir del lío en el que nos he metido, si prefiere hacer de activista que hacer de representante institucional, le decimos: Presidente, ponga las urnas”, señaló Sánchez Costa, de acuerdo a un despacho de Europa Press.

También pidió reformar la ley electoral, neutralidad de espacios públicos, institucionales y administrativos, normalización lingüística del castellano, despolitización de los Mossos d´Esquadra y auditar el proceso independentista, a fin de “saber cuánto dinero de nuestros bolsillos han ido a un proyecto de ruptura ilegal”.

En su discurso además envió un mensaje a los líderes independentistas, al señalar que lo único que han “conseguido es despertar una oleada cívica como nunca se había visto en defensa de Catalunya fuerte, justa y pujante dentro de una España unida en su diversidad”, según el sitio digital europapress.es.

En el pronunciamiento, el cual fue leído en castellano, inglés, catalán y francés, se acusó al independentismo de “derrochar enormes recursos en la idea de dividir” e impulsar la confrontación, lo cual ha afectado a la sociedad catalana, que ha sufrido una ola de violencia.

Por lo anterior, demandó poner fin al “experimento social que ha sido el procés y exigimos también el final de la forma de hacer política que lo ha engendrado”, además defendió la libertad política y el pluralismo, rechazó la “violencia política”, el respeto al Estado de Derecho y a la legalidad.

Ante los disturbios generados después de conocerse la sentencia de los líderes independentistas, añadió: “debemos decirles que han conseguido lo contrario de lo que pretendían. No aceptamos ni toleramos nunca la violencia, ni simbólica ni mucho menos la real. Las calles son y serán de todos, no de quien intimida para tomarlas”.

A la marcha se sumaron líderes partidistas y funcionarios de gobierno, quienes aceptaron colocarse en segundo lugar y no a la cabeza de la movilización. Entre ellos estuvo el ministro de Exteriores, Josep Borrell, el de Fomento, José Luis Ábalos, el líder del Partido Popular, Pablo Casado y su similar de Cidadanos, Albert Rivera, entre otros.

Según reporte del país, basado en cifras de la Guardia Urbana, en la manifestación participaron unas 80 mil personas, mientras que Sociedad Civil Catalana fijó en 400 mil el número de participantes.

Choques entre policía y manifestantes en Barcelona deja 44 heridos

Al menos 44 heridos dejaron los últimos enfrentamientos entre la policía y manifestantes en Barcelona, luego de que miles de personas salieron a las calles para protestar contra la actuación de las fuerzas de seguridad en las últimas dos semanas.

Las calles de Barcelona volvieron a vivir masivas manifestaciones en respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio del proceso independentista, las concentraciones se trasladaron la noche de este sábado a la jefatura de Policía Nacional.

Se estima que unos 10 mil manifestantes se congregaron en la Via Laietana en torno a las 19:30 del sábado, tras la manifestación pacífica desarrollada en Barcelona convocada por entidades soberanistas para pedir la libertad de los líderes independentistas y defender el “derecho de autodeterminación”.

La policía cargó contra los manifestantes después de que estos lanzaron pelotas, botellas, latas, huevos y pintura a los furgones policiales. La noche acabó con barricadas, algún fuego y lanzamiento de pirotecnia hacia los agentes.

Según los servicios sanitarios de emergencia de la Generalitat, la jornada terminó con 44 heridos, cuatro de ellos agentes policiales, uno de ellos, un mosso que ha caído de un vehículo policial durante una persecución a los manifestantes y tiene una fractura en la rodilla.

Desde que comenzaran las jornadas de protestas tras la sentencia del ‘procés’, las autoridades han detenido a 206 manifestantes, tres de ellos la víspera.

La Via Laietana se ha convertido en el epicentro de los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, destaca RTVE.

Los últimos incidentes se dan tras una semana de calma y de cinco noches consecutivas de disturbios.

Horas antes, de acuerdo con estimaciones de la Guardia Urbana, unas 350 mil personas participaron en la manifestación convocada por las organizaciones Omnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana (ANC), bajo el lema “Libertad”.

A la manifestación se han adherido todas las fuerzas independentistas, como Junts per Catalunya (JxCat), Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), la Candidatura de Unidad Popular?? (CUP) y Demòcrates, de acuerdo con el diario local 20 Minutos.

En la movilización estuvieron presentes también el presidente de la Generalitat, Quim Torra; el vicepresidente Pere Aragonès, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, así como otros consellers del Govern.

Cataluña vivió numerosas protestas y disturbios la semana pasada, luego que el 14 de octubre el Tribunal Supremo condenó a nueve líderes independentistas a penas de entre nueve y 13 años de cárcel por su papel en el referendo de 2017 por la independencia de esa comunidad autónoma española.