El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó que no se descarta la legalización de algunas drogas como parte de un plan amplio para reducir la violencia y combatir al crimen organizado, replicando las experiencias de otras naciones.

En su conferencia matutina de este 29 de octubre, el presidente presentó los primeros resultados de la campaña de comunicación Juntos por la Paz, que busca concientizar sobre los riesgos de las adicciones.

En este contexto, la prensa cuestionó sobre la diferencia entre esta iniciativa y otras implementadas en el pasado en México y otros países, a lo que respondió que “no hay comparación”, en primer lugar, por la amplitud de la campaña de su gobierno: “Es cosa de ver el tiempo, los espacios dedicados a campañas como ésta en nuestro país, es algo que no han existido”.

El 80% del combate a las adicciones consiste en políticas de bienestar

Siguiendo con el tema, fue cuestionado sobre la conveniencia de legalizar algunas drogas a fin de reducir las ganancias del crimen organizado, a lo cual respondió que no se descarta ninguna medida en este sentido: “No descartamos ninguna otra opción, otra posibilidad; no se puede decir ‘esto no va a funcionar’ (…) legalizar el consumo de marihuana o de otras drogas no se descarta”.

Además, indicó que la despenalización de algunas sustancias prohibidas es una decisión soberana del Gobierno de México y en ella sólo se tomará en cuenta el bienestar de la población y no consideraciones de otro tipo: “No estamos subordinados, no estamos sometidos a ningún grupo de interés. Nuestro amo es el Pueblo”.

Finalmente, insistió en que la mejor manera de combatir las adicciones es combatiendo la gran desigualdad que se vive en el país. “Lo elemental primero bienestar, eso es 80 por ciento, hablando en términos cuantitativos; el bienestar es la base”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.