Tras vetar la Ley de Protección y Bienestar Animal, el gobierno del Estado aseguró que mantiene su compromiso para con los animales, e informó que trabajará en conjunto con el Congreso Local por una legislación más amigable.

Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, dijo que en el decreto faltó agregar algunas definiciones específicas sobre el trato o maltrato a las mascotas. Además de que incumple con la Ley de Disciplina Financiera, al no incluir una estimación del impacto presupuestal y la fuente de ingresos para su cobertura.

“Consideramos que faltan algunas definiciones específicas sobre el trato o maltrato a los animales, definiciones específicas que tienen que ver con tradiciones mexicanas. Tiene que subirse a la balanza y buscar un justo equilibrio entre la tradición y el respeto a los derechos de los animales. Nosotros consideramos que hay que analizarlo más. Vamos a hacer una serie de observaciones. Queremos sentarnos con los diputados para ver cómo lo podemos corregir”.

Horas más tarde, a través de un comunicado de prensa, se informó que la modificación no prevé el impacto presupuestal que ocasionarían las nuevas disposiciones ni señala las fuentes de ingresos con las que se cubriría el incremento en el gasto.

“Tras un análisis jurídico, el Gobierno del Estado de Nuevo León devolvió con observaciones a la Legislatura LXXV del Congreso local el decreto que modifica la ley referida, principalmente porque incumple con la Ley de Disciplina Financiera”.

Lo anterior adicional a “imprecisiones” que se considera deben ajustarse para permitir su correcta aplicación. Otra de las razones para el veto, indica el documento, es que “el Legislativo excede sus atribuciones al pretender intervenir en el proceso de integración del Consejo Ciudadano de Bienestar Animal que se plantea, pues la Ley de Participación Ciudadana establece que la designación de integrantes de ese tipo de órganos es facultad del Ejecutivo”.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.