“¡Se va a matar!”, reveló un angustiado José José a su amiga Paulina Mondragón, hace alrededor de 3 años y medio, tras haber recibido una llamada de su hija menor.

“Sarita” le exigía que viajara a Miami para comprarle una casa, sin importarle que el intérprete estaba recuperándose de una intervención quirúrgica en México.

A Sarita le urgía que firmara los documentos para comprar la casa

Así lo dijo en entrevista con Ventaneando, la mujer que fue amiga cercana del “Príncipe de la Canción” por al menos 15 años, quien recordó que, según el cantante, su hija se negaba a esperar, pues le urgía que firmara los documentos para que le comprara la casa donde actualmente vive con su esposo.

Y cuando Paulina le pidió esperar, el intérprete de «Gavilán o Paloma» le confesó el chantaje de su hija: “No, tengo que ir porque me dice [“Sarita”] que si no voy, que si no le cumplo, porque ella ya me lo había pedido, pues que se va a matar”.

“Sarita” podría terminar en la cárcel, temía José José

Aunque Paulina le hizo ver que sólo eran amenazas sin fundamento, José José viajó al siguiente día a Miami e hizo lo que le exigieron. A su regreso, dos días después, el cantante reconoció que la salud mental de su hija no estaba muy bien y por eso temía que acabara muy mal: “Sarita está mal es muy agresiva…una de las mayores preocupaciones que yo tengo es que mi hija termine en la cárcel”.

El motivo: Cuando “Sarita” y su ahora esposo peleaban, ella lo amenazaba con un cuchillo, según le habría dicho Sara Salazar al cantante.

«El Príncipe» tenía razones para estar preocupado

Los temores de José José no eran infundados. De acuerdo con las revelaciones del cantante a Paulina, en la familia de Sara Salazar, viuda del cantante, existen antecedentes de esquizofrenia.

“Me comentó José de una hermana de Sara, sí, seguro. De otra hermana de Sara él no estaba muy seguro porque siempre estaba dispersa y no tenían mucho contacto con ella, entonces, no sabemos si la niña tiene algo de eso”.

Fotografía: Instagram / @sari_oficial