Las víctimas de la matanza de nueve miembros de la familia LeBarón pertenecen a una comunidad mormona con presuntos vínculos con la secta NXVIM, informó el diario norteamericano New York Post.

De acuerdo con el tabloide, la comunidad ubicada en Chihuahua es el lugar en donde se reclutaron jóvenes para trabajar como niñeras en la residencia y base de operaciones del culto liderado por Keith Ranere, ubicada en el estado de Nueva York.

Esta información fue revelada por el cineasta Mark Vicente, quién fue contratado por el propio Raniere para producir un documental sobre la secta. La grabación posteriormente fue utilizada como una herramienta para reclutar nuevos adherentes al presunto grupo de autoayuda creado por Raniere, quien actualmente se encuentra preso por cargos de abuso y tráfico sexual. El propio video incluye la participación de Julián LeBarón, primo de una de las madres asesinadas en el ataque ocurrido ayer en la zona limítrofe entre Sonora y Chihuahua.

De acuerdo con información del diario británico The Daily Mail, el video muestra a Raniere hablando con Julián LeBarón, hermano de Benjamín LeBarón, fundador del grupo SOS Chihuahua, quien fuera asesinado en el 2009.

Tras la revelación de este presunto vínculo entre NXIVM y su persona, Julián LeBarón señaló que jamás estuvo de acuerdo en que el video fuera utilizado como una herramienta de reclutamiento para la secta.

Otros ciudadanos de origen mexicano, como Emiliano Salinas y Ana Cristina Fox, hijas de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari y Vicente Fox Quezada, también han sido vinculadas con esta secta.

Fotografía: Nacho Ruiz / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.