Por Félix Cortés Camarillo.

…dí por qué sobre la cama

 ya no te gusta brincar

Francisco Gabilondo Soler, Di por qué.

El resultado de las elecciones generales de ayer en España, las cuartas en cuatro años, me dejaron la indeleble lección de que política es el arte de decir mentiras creyéndolas.

Pedro Sánchez, el presidente en suspenso, se proclamó anoche ganador, aunque su partido perdió tres escaños de su flacucha mayoría en el Congreso. Ahora se comprometió a configurar –ahora sí– gobierno de coalición, con todos los partidos que no sean propiciadores de las divisiones que tienen a España hecha un cochinero de demagogia.

Lo mismo hicieron los líderes de la mayoría de los cinco partidos principales.

Lo cierto es que la política española tiene que aceptar que en la democracia no es correcto que un solo partido, una sola corriente, mucho menos una sola persona, detente todo el poder y toda la fuerza. Se vio con la aplanadora del Partido Popular, líder de la derecha, que llevó a Mariano Rajoy a un poder ineficiente e impopular. Se vio con el Partido Socialista Obrero Español, primero de Zapatero y ahora con el de Pedro Sánchez

España tardó cuarenta años en aprender esa sencillísima lección.

México ya tiene más de setenta en el aprendizaje y no logra avanzar; más bien todo lo contrario.

PILÓN.- La salida inesperada del poder de Evo Morales en La Paz ayer por la tarde, tiene un mensaje que no debemos dejar pasar por alto: las fuerzas armadas de Bolivia se hicieron eco del descontento del país, harto de las pretensiones de reelección incesante por parte de quien se consideraba uno de los posibles líderes del eje de poder seudo izquierdista México-Buenos Aires, con capitales alternas en La Habana y Caracas. Por lo menos queda la lección de que solamente el pueblo que no protesta no tiene la menor esperanza de cambiar de dictador. México se apresuró a dar asilo en la embajada en La Paz a veinte capitostes del dictador. Solícitamente, y sin solicitud previa, le ofreció refugio al mismo Evo Morales. Pronto lo veremos por estas tierras.

felixcortescama@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.