El arzobispo Rogelio Cabrera López hizo un llamado al gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador para atender las necesidades más apremiantes de Nuevo León y del país en materia de salud y de seguridad ya que, dijo, el “autogobierno” no es la solución.

Comentó que existen necesidades que no pueden esperar, especialmente enfermedades, o las situaciones de violencia, son demandas que deben ser resueltas.

“Creo que este es un grito, un llamado que se hace al presidente de la República y a todos los gobiernos y yo espero que ya pueda salir una solución rápida… Nosotros no creemos en un autogobierno ni en una decisión personal para combatir el crimen o la injusticia, debemos de tener la paciencia para mover las fuerzas del orden en nuestro país y llegue el orden y la justicia porque si no entramos en una guerra que nadie va a parar”, dijo el presidente del Episcopado Mexicano.

Respecto a que en el Congreso se analice la propuesta de la legítima defensa, Cabrera López dijo que una ciudadanía armada es peligrosa y se corre el riego de que se cometa un delito mayor.

“Pediría reversa en casos muy extremos, simplemente es para que el que se defiende no quede imputado de delito. Eso tiene que medirse, porque es entrar en una situación que ya nadie va a resolver”.

Concretó que las leyes pueden tener cierta comprensión para quien se defiende, pero que no puede ser el mecanismo para mantener el orden en el país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.