El Secretario de Seguridad Pública del Estado, Aldo Fasci Zuazua, descartó que haya alguna violación a los derechos humanos en las revisiones corporales que se aplican a los visitantes de reclusos de los penales en el Estado, pero de haberlo esta la CEDH para actuar.

El funcionario estatal aseguró que el personal de seguridad destacamentado en los CRESOS actúa conforme a Derecho, pero si hay inquietudes dudas o quejas, hay mecanismos para realizar todo tipo de observaciones: “Si hay quejas, Derechos Humanos se encargará de nosotros”.

Advirtió que la Secretaría de Seguridad Pública, no dejará de aplicar las diversas revisiones que se están realizando en el Penal de Apodaca. Aunque haya denuncias de los familiares que dicen afirmen que están haciendo inspecciones denigrantemente, deben de saber cuál es el protocolo por aplicar.

Ante las diversas denuncias públicas que se han hecho en este tema, el Estado rechaza que se hayan dado malos tratos al acudir a visitar a sus parientes que se encuentran recluidos en el Centro de Reinserción Social. Fasci dijo que ya se tiene conocimiento del tema y que se está actuando conforme a los protocolos que marca la ley, sin embargo, expuso que si a alguien ‘se le pasó la mano’ será castigado.

“Si alguien lo hizo, se le va a castigar (revisiones denigrantes). La postura es oficialmente, y el protocolo sigue lo que establece la ley, si en alguna de ellas a alguien se le pasó la mano, tendrá que ser castigado”.

“Nosotros cumplimos con la ley, y cada que cumplimos con la ley, se quejan, vamos a seguir cumpliendo con la ley… Si hay quejas derechos humanos se va a encargar de nosotros”.

Dijo que se trabaja de la mano de la Comisión Estatal de Derechos Humanos ante las denuncias y ya en otras ocasiones el organismo ha enviado apuntes a su área. Además, tras estar en la firma de una Ventanilla Única en apoyo a desaparecidos en un evento de CADHAC, y ante la advertencia de que podría haber más hechos violentos en los penales, dijo que se investiga.

“Ya se iniciaron… Nosotros hablamos todos los días con ellos (Cadhac), están presentes en ello. Yo no voy a hacer un escándalo ni me voy a echar para atrás. Vamos a revisar a todos, todo lo que tengamos que revisar. Ahí no va a entrar droga, ni chips, ni nada, no lo vamos a permitir. Griten, lloren, se tiren al suelo, ¡no lo vamos a permitir! Aunque digan misa, no lo vamos a permitir, punto”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.