El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la consulta pública sobre el Tren Maya del 15 de diciembre será vinculante y, si la mayoría de las personas que participen se pronuncian en contra del proyecto, el gobierno respetará su decisión y no llevará a cabo la obra.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el mandatario indicó que esta consulta representa un ejercicio democrático sin precedentes en la vida pública del país, pues antes “se hacían las obras y, para cumplir con el expediente, luego se hacia la consulta”.

Esto generó que muchos proyectos en todo el territorio nacional hayan sido completados por la fuerza y ahora no pueden entrar en operación debido a que no cuentan con el respaldo de los habitantes.

Por ello, la actual administración informará a la población de la zona impactada sobre los beneficios e inconvenientes del Tren Maya, para luego realizar una consulta que definirá la suerte del proyecto.

“Es una consulta, que se sepa, vinculatoria. ¿Qué significa esto? Que se va a respetar la voluntad de los ciudadanos. Si la gente dice sí, vamos (…) Si la gente dice no, ahí quedó. El pueblo manda”.

Tren Maya detonará el potencial del sureste

Siguiendo con el tema, el Presidente señaló que el Tren Maya detonará el potencial del sureste en los cinco estados por donde pasará la obra, no sólo en la industria turística sino en otros sectores de la economía.

Además, subrayó que ya se cuentan con los estudios técnicos necesarios para el arranque, por lo que piensan lanzar las licitaciones lo más pronto posible si es que la ciudadanía aprueba la construcción en la consulta pública.

“Ya tenemos los estudios técnicos (…), tenemos también los recursos disponibles para el inicio, y además previsto en el presupuesto”.

Asimismo, se dijo muy contento con el anteproyecto elaborado, pues el trazo respetará zonas protegidas y abarcará los principales puntos de interés turístico y económico en la región.

Finalmente, también dio a conocer que en un principio se pensaba recurrir a un crédito para construir el Tren Maya, pero gracias a las medidas de austeridad aplicadas en esta primera etapa de su gobierno ya se cuentan con los recursos propios, por lo que no habrá deuda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.