Desde el día siguiente del triunfo de López Obrador en las elecciones presidenciales de 2018, AMLOVEmetrics comenzó a levantar encuestas sobre la percepción que tiene la ciudadanía de él y de su gestión (acciones y decisiones que impactan la situación del país).

A días de cumplir un año en funciones, se ha hecho una nueva medición de la aprobación de la actual administración federal, así como una valoración comparativa de tres momentos en lo que va de un año. Esto es, la misma pregunta fue formulada en las tres mediciones:

“¿Aprueba o desaprueba la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador?”

El primer dato que se recoge aquí corresponde al obtenido en marzo, y englobaba los primeros meses de su gobierno o lo que se conoce como la “luna de miel”. En ese periodo, en el que ocurrió la explosión de Tlalehuilpan, el 72.3% de los encuestados aprobaba su gestión y solo el 27.7% la reprobaba.

Para junio –a seis meses de gestión- se percibió una muy ligera mejoría, para alcanzar el 73% de aprobación y un 27% de reprobación. Vale la pena señalar que esta encuesta se levantó después de la amenaza de Trump de imponer más aranceles a México y decidir sobre cómo encarar dicha situación. Cabe notar que, a mitad del primer año, cuando en general los números empiezan a disminuir para cualquier gobierno, en el caso de López Obrador ascendieron un poco.

Aprobación de AMLO se mantiene arriba del 70%

En la última medición (16 de noviembre), a casi al año de haber tomado protesta como presidente de México, los encuestados que aprueban la gestión de López Obrador alcanzan el 71.2% y quienes lo reprueban son del 28.8%. Vale la pena subrayar que en este periodo sucedieron tres eventos de fuerte impacto tanto nacional como internacional. En octubre, la captura/liberación de Ovidio Guzmán y, en los primeros días de noviembre, la masacre de la familia LeBarón. Más recientemente el asilo al expresidente de Bolivia, Evo Morales. Este último hecho, comprometedor en términos de la relación con Estados Unidos, probablemente hizo que los problemas de violencia se alejaran del centro de la atención mediática.

Estos han sido de los momento más álgidos y complicados en lo que va de la presente administración, sin embargo, la aprobación del Presidente no sufrió el descalabro que muchos anunciaban.

De hecho, en este primer año de mandato, aun con eventos fuertes y una economía que no crece, la aprobación del Presidente ha estado prácticamente estática (las diferencias caen dentro de los márgenes de error de la propia encuesta).

Las razones pueden ser muchas y las consecuencias de mantener ese nivel de popularidad pueden ser varias también. Ambas cuestiones deben continuar siendo estudiados y entendidos por quienes buscan apoyar, imitar u oponerse a López Obrador y a la Cuarta Transformación.

Metodología

En cada una de las tres mediciones aquí citadas se levantaron 800 encuestas por teléfono, con operadora, desde un Call Center, con selección aleatoria de entrevistados, mediante una muestra representativa a nivel nacional, entre hombres y mujeres con teléfono, con un margen estadístico de error de +-3.4%.

Las dos primeras encuestas se levantaron el 3 de marzo y el 30 de junio. En los estudios no se considera quienes respondieron “no sabe”, que fue del 8.8% en la última encuesta del 16 de noviembre.

Fotografía: SDPnoticias