El Presidente de la República pidió a sus adversarios, los llamados “conservadores”, aceptar que son racistas y que por eso están en contra de que se prioricen los apoyos de programas sociales a poblaciones indígenas.

En su conferencia mañanera de este martes 19 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que la historia conservadora está plagada de episodios en donde ha quedado exhibido su racismo y discriminación.

Advirtió de las expresiones actuales que evidencian ese tipo de carga negativa hacia los diversos sectores de la población: “Es como el cuestionamiento de por qué los indígenas van a tener trato preferencial(…) Están brotando todos estos sentimientos clasistas, racistas, ojalá que no se propague el odio. Que puedan decir los conservadores, como decía el finado Fidel Velázquez: ‘soy charro y qué’. ¡Fuera máscaras!”

Originalmente, el mandatario federal había sido cuestionado sobre la decisión del gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, de desconocer a Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

En su respuesta, consideró que cada actor político es libre de expresarse conforme así lo desee. Sin embargo, apuntó que la ofensiva en contra de Piedra Ibarra, cuya toma de protesta en el Senado incluso involucró empujones y la caída del panista Gustavo Madero, es un exceso por parte de sus opositores, quienes no ven con buenos ojos que los históricamente rezagados comiencen a ocupar posiciones de poder.

“Es un acto de intolerancia, de falta de respeto, porque detrás de esa postura… pues está una actitud revanchista. ¿Cómo ahora los humillados, los vencidos, los sometidos, van a formar parte del gobierno? Pues así es”.

Fotografía: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.