La ambientalista Irma Galindo fue reportada como desaparecida por familiares y amigos en el municipio de San Esteban Atlahuca dentro de la región mixteca en Oaxaca. De acuerdo con los reportes, la defensora de los bosques de 36 años fue vista por última vez el 10 de noviembre en el pueblo de Ndoyocoyo retirándose posteriormente a su vivienda en Buena Vista Totoy.

Galindo Barrios había informado a otros activistas ambientales que talamontes de la zona la agredieron tras una denuncia por tala clandestina ante la delegación oaxaqueña de la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa).

Según Excélsior, se difundió una versión de que la vivienda de la ambientalista podría haberse incendiado por el almacenamiento de cohetes debido a que sería la mayordoma de la próxima celebración de la Virgen de Guadalupe.

La desaparición no se reportó a la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) de Oaxaca y ni familiares o amigos se acercaron a la vivienda de Irma Galindo por el temor de ser agredidos físicamente o con armas.

Irma Galindo denunció amenazas de talamontes en Oaxaca

El 27 de octubre a través de su cuenta personal en Facebook, la defensora dijo que sus vecinos le habían advertido sobre amenazas en su contra: “desde hace días mis propios vecinos me dijeron que vendrán por mí”.

Entonces dijo que se le acusaba de quemar viviendas y talar el bosque, acusaciones sin sustento debido a que ella se dedica a la artesanía y es curandera: “Estrategia que usó el comisariado y el presidente para sacarme del cabildo porque no estaba de acuerdo que invirtieran más en alcohol que en actividades culturales”

Desde noviembre de 2017, la activista dijo haber recibido amenazas tras la difusión de imágenes de tala de árboles en la zona comunal de Yozo Tiza’a, por lo cual pidió la colaboración de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales en 2018 sin respuesta.

Fotografía: @MLS_censura

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.