Al menos 50 personas sufrieron un robo masivo de celulares y carteras a su salida del partido del Monday Night Football de la NFL que se llevó a cabo anoche en el Estadio Azteca.

De acuerdo con el reporte de la agencia Notimex, entre las víctimas se encuentran principalmente visitantes de otros estados y extranjeros, quienes asistieron con toda la ilusión de disfrutar el partido entre los Jefes de Kansas City y los Cargadores de Los Ángeles.

Los atracos se registraron en el puente que comunica el Estadio Azteca con el paradero de Calzada de Tlalpan, bajo el modus operandi del “bolseo”.

Pese a que la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) desplegó un operativo de más de 3 mil elementos para resguardar el perímetro del estadio y sus accesos, la presencia policial poco sirvió para inhibir a bandas de asaltantes, mismas que operaron con jóvenes y mujeres a la cabeza que se confundieron entre los aficionados para, a base de empujones y distracciones, despojarlos de sus pertenencias.

Los testimonios de robos tras el partido de la NFL

Adrián Valdez, visitante de Tijuana, Baja California, y quien asistió al juego, fue una de las víctimas de robo de celular, y a pesar de que identificó al responsable y lo denunció ante varios policías, éstos aludieron que era muy difícil detener al ladrón y lo dejaron escapar.

Por su parte, John Smith, turista llegado desde Estados Unidos fue despojado de su cartera y su celular en el mismo sitio. Los reclamos a policías se intensificaron cuando concluyó el partido, sin que existiera ningún operativo para arrestar a los responsables.

En lo deportivo, la derrota se la llevó el equipo de Philip Rivers, pues los Jefes se impusieron 24 – 17 a los Cargadores.

Fotografía: Galo Cañas/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.