La juez Octavo de Distrito en Amparo Penal ordenó que la Fiscalía General de la República ponga a disposición de un juzgado la residencia que le aseguró a Emilio Lozoya Austin. De acuerdo con Reforma, se trata de la residencia de Lomas de Bezares, en la alcaldía Miguel Hidalgo, la cual está bajo resguardo de la Fiscalía desde el 28 de mayo de este 2019.

La orden viene de la jueza Luz María Ortega Tlapa, quien indicó que ese aseguramiento no fue autorizado por un juez. La determinación es para que no se violen los derechos humanos de Lozoya a la propiedad, posesión, seguridad jurídica y presunción de inocencia.

Resolución no implica la devolución

Abel Barajas destaca en su nota que la resolución no implica la devolución de la residencia y su menaje, sino su puesta a disposición de un juez de control. La juzgadora concedió el amparo a Javier Esquinca, apoderado de Lozoya, y quien había promovido la demanda contra el aseguramiento.

Luego de que la FGR ponga la residencia a disposición de un juzgado, el juez de control resolverá la autorización del aseguramiento y determinar su subsistencia en los mismos términos que se siguen para girar una orden de cateo.

Ministerio Público excede sus facultades

La sentencia señala que es “dable estimar que la Ministerio Público excede sus facultades, para ordenar el aseguramiento de manera indefinida”. Explica que esa facultad debe estar reservada al juez de control competente, por lo que se obliga al agente el Ministerio Público responsable a solicitar la autorización del aseguramiento a un órgano judicial competente.

No obstante, abunda, un juez no verificó la procedencia de esa técnica de investigación para evitar que se atente contra los derechos fundamentales de Emilio Lozoya. La FGR aún puede acudir ante un tribunal colegiado para ir contra el fallo, señala el mencionado rotativo.

¿Por qué la FGR aseguró esa residencia?

La residencia de Lomas de Bezares se aseguró porque en la Fiscalía sospecha que se adquirió con dinero proveniente de presuntos sobornos de Altos Hornos de México. Esta compañía habría dado una cantidad a cambio de que Lozoya instruyera como director de Pemex que se comprara la planta chatarra de Agro Nitrogenados en Veracruz por 273 millones de dólares.

De acuerdo con la FGR, Emilio Lozoya pagó esa casa con 38 millones de pesos los cuales proceden de una cuenta en Suiza que está a nombre de la empresa Tochos Holding Limite. Esta firma tenía como beneficiarios al exdirextor de Pemex y su hermana Gilda Susana.

Fotografía: Juan Pablo Zamora/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.