El Presidente de la República aseguró que la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa no puede seguir considerándose un “crimen de Estado”, pues el ahora titular del Poder Ejecutivo está comprometido con esclarecer el caso.

De visita por el municipio de Tlapa, en la región de La Montaña en el estado de Guerrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que, así como en el caso de los 43, el asesinato del activista Arnulfo Cerón no puede quedar impune, por lo que garantizó todos los recursos disponibles para evitar cualquier tipo de impunidad.

“En el caso de Arnulfo, en el caso de los jóvenes de Ayotzinapa y en muchos otros casos, no se puede hablar de crímenes de Estado porque ahora el representante del Estado mexicano, el comandante supremo de las Fuerzas Armadas, el presidente de la república que les habla, no va a permitir ninguna injusticia”.

Cabe recordar que la noche del 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de la escuela normal rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, fueron desaparecidos por un comando armado, cuya composición hasta ahora no ha podido corroborarse por completo debido a investigaciones plagadas de irregularidades y a un supuesto entramado entre autoridades locales y presuntos miembros del crimen organizado.

El reclamo de “fue el Estado” ante la “verdad histórica” en el caso de los 43 de Ayotzinapa

Los reclamos por parte de estudiantes, ciudadanos, organizaciones civiles y diversos grupos de activistas, pasaron a una acusación directa contra el  gobierno del presidente Enrique Peña Nieto luego de la fallida exposición del entonces titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, quien en una conferencia de prensa presentó la llamada “verdad histórica” y dijo que los estudiantes habían sido asesinados e incinerados por miembros del grupo “Guerreros Unidos” en el basurero de Cocula.

La consigna de “Fue el Estado” trascendió la esfera de la protesta y se convirtió en un concepto que asoció la impunidad del crimen, la ineptitud de las autoridades para la efectiva procuración de justicia, y la posible complicidad de altos mandos con criminales para frenar los esfuerzos verdaderos de grupos ajenos para tratar de llegar a la verdad, respecto al destino de los 43 normalistas desaparecidos.

El Presidente dijo que las investigaciones retomadas por su gobierno van por buen camino y afirmó que las personas que proporcionen información sobre los presuntos responsables, serán protegidos conforme a lo establecido en la ley.

“Ya se detuvo a los autores materiales y que les quede claro que es un gobierno nuevo y que no se protege a nadie, el que resulte culpable, sea quien sea, va a ser castigado. Y no hemos parado de buscar a los 43 estudiantes de Ayotzinapa”.

Con información de Notimex

Fotografía: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.