Por José Jaime Ruiz.

Para excusas, el presidente Andrés Manuel López Obrador se pinta solo. Lleva dos días diciendo que no hablará de las declaraciones de su homólogo estadounidense, Donald Trump, de clasificar a los cárteles mexicanos como terroristas. Y se escuda en no hablar del tema con la celebración de Acción de Gracias:

“Quedé ayer de no hablar del tema, es el Día de Acción de Gracias, y reiteramos nuestro reconocimiento, nuestro respeto a los estadounidenses, para ellos es un día muy importante y no es el mejor día… no sería prudente tratar el tema. Si les parece mañana podemos hablar ya del asunto y sí decir que nos respetemos, que no haya confrontación, que no haya insultos, que haya tolerancia, que podamos todos exponer nuestras ideas sin faltarle el respeto al adversario, nada más eso, respeto, y ya mañana hablamos, mañana hablamos sobre el tema”.

¿Qué tienen que ver las celebraciones de Acción de Gracias con una postura política? Nada. La excusa como explicación es ridícula. Y más aún sus intentos de justificación, sus balbuceos:

“El hecho de que respetemos el Día de Gracias es como si una autoridad de Estados Unidos, la más elevada, hace una expresión de respeto en un día importante para los mexicanos. Por ejemplo, aunque no para todos pero sí para muchos, el día 12 de diciembre o el 24 de diciembre o el 15 de septiembre… Entonces, son días importantes para nosotros. Vamos a vernos así, hemos tenido diferencias a lo largo de la historia pero también hay comunicación, hay relación económica, comercial, cultural… 36 millones de mexicanos en Estados Unidos.”

Los estadounidenses estarán muy atentos a la cortesía de nuestro presidente de no hablar de ellos ni de su gobierno y, con probabilidad, se lo agradecerán infinitamente antes del corte del pavo o entre los comentarios entre cada primero y diez en alguno de los juegos de hoy de Bears contra Lions, Bills contra Cowboys o Saints contra Falcons. De no haber extendido esta cortesía de silencio, las familias estadounidenses centrarían su atención en la respuesta de López Obrador a Trump y no en su convivencia anual. ¿O alguien lo duda?

@ruizjosejaime

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.