Luego de un par de semanas de guardar silencio, por fin Justin Timberlake ha dado la cara sobre lo sucedido con Alisha Wainwright, su coestrella en la película Palmer y que generó un escándalo de proporciones mundiales. Y es que el actor y cantante fue captado con la actriz en actitud romántica durante una salida a un bar en Nueva Orleáns, donde ambos se encuentran rodando una película.

En dicho lugar el actor fue captado por los paparazzi tomando de la mano a Alisha; en otra imagen se ve cómo la actriz le acaricia la rodilla, lo que generó un escándalo.

Ahora, el actor decidió ya no dar más vueltas al asunto y publicó un comunicado en su cuenta de Instagram en el que explica lo sucedido en la primera parte del escrito para luego disculparse con su esposa, la actriz Jessica Biel y con el hijo de ambos, Silas.

“Me mantengo fuera de los chismes tanto como puedo, pero por mi familia siento que es importante hablar sobre algunos rumores recientes que están lastimando a la gente que amo”

“Hace unas semanas mostré una gran falta de juicio, pero déjenme ser claro, no pasó nada entre mi coestrella y yo. Bebí demasiado esa noche y lamento mi comportamiento. Debería haber sido más sensato”, reconoció Justin Timberlake, quien lleva siete años casado con Jessica Biel.

En la siguiente parte de su mensaje, el intérprete de “Can’t Stop the Feeling” se disculpa con su esposa y su pequeño hijo Silas .

“Este no es el ejemplo que quiero dar a mi hijo. Me disculpo con mi increíble esposa y familia por haberles hecho pasar por una situación tan vergonzosa, y estoy enfocado en ser el mejor esposo y padre que puedo ser. Y esto no lo fue”.

“Estoy increíblemente orgulloso de trabajar en Palmer. Estoy feliz de continuar haciendo esta película y emocionado de que el público la vea”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.