Una bebé de 2 años de edad murió tras complicaciones derivadas de una intoxicación, que fue provocada por la volcadura de una pipa de amoniaco en la autopista Siglo XXI de Morelia, Michoacán, el viernes 6 de diciembre. Con esto van 6 víctimas mortales y la empresa de la pipa no ha dado declaraciones al respecto.

La menor de edad murió internada en un hospital de la ciudad de Lázaro Cárdenas. La bebé viajaba en el autobús línea Purépechas que se dirigía a esta ciudad, proveniente de Morelia, cuando quedó atrapado en una nube tóxica de amoniaco originada por el accidente.

De acuerdo a La Voz de Michoacán, permanecen internadas varias personas que viajaban en el autobús. Un familiar dijo a este medio que la empresa dueña de la pipa “pidió perdón” para no pagar gastos.

El accidente ocurrió el viernes 6 de diciembre, cuando la pipa perdió el control y volcó sobre la referida carretera. El chofer de un autobús Purépechas bajó a ayudar al conductor, pero la pipa explotó y los dos murieron.

Luego, el gas tóxico se desprendió y envolvió al autobús, derivando en 4 muertos en el sitio.

Una estudiante del primer año de enfermería, llamada Eva Montiel, murió tratando de ayudar a los pasajeros.

Los habitantes de 3 poblados aledaños al sitio del accidente fueron desalojados por la nube de gas tóxico. En total fueron mil 500 personas evacuadas, que este lunes 9 de diciembre regresaron a sus casas.