A poco menos de una semana de que llegue Nochebuena y Navidad, las calles y banquetas del Centro de Monterrey se encuentran totalmente colapsadas y casi sin ningún espacio para poder transitar.

Durante el fin de semana se registraron grandes aglomeraciones de consumidores que buscaban todo lo necesario para las próximas fechas.

Una de las principales arterias que lució totalmente avasallada por automóviles y transeúntes fue la avenida Juárez, donde en las intersecciones con las calles, Ruperto Martínez, Aramberri, Washington, 5 de Mayo, Juan I. Ramón, Padre Mier e Hidalgo observaban fuertes aglomeraciones.

Y es que, de poco sirvió que se encontrara personal de la Secretaría de Vialidad y Tránsito del Municipio de Monterrey agilizando el tráfico, pues la falta de cultural vial de hacía que el trabajo de los elementos se viera entorpecido.

Las avenidas Pino Suárez y Cuauhtémoc también registraron cuellos de botella a la altura de las calles 5 de Mayo y Ruperto Martínez, hecho que provocaba grandes filas al momento de cruzar dichas intersecciones.

Por último, el corredor Morelos y la banquetas de la avenida Juárez también lucieron saturadas por un gran número de personas cargando bolsas, regalos y demás artículos.

LOS INFORMALES

Por lo que respecta a la ampliación de banquetas, éstas ha beneficiado únicamente a los comerciantes ambulantes, porque los peatones muchas veces tienen que rodear sus puestos o mercancías, incluso caminar por la calle, con el riesgo de ser atropellados por algún vehículo.

A pesar de los esfuerzos que ha hecho esta administración municipal para tener una mejor y más segura movilidad, los resultados se siguen esperando pues los informales acaparan espacios y obstruyen el tránsito peatonal.