Ante la ola de violencia desatada contra las mujeres, la bancada de MC señaló que al ocupar los primeros lugares en este departamento es evidente que las autoridades tienen una deuda pendiente con las mujeres de Nuevo León.

Karina Barrón Perales, diputada y Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género señaló que en el Congreso del Estado se lograron reformas históricas en el combate a la violencia contra las mujeres, cpmo la aprobada recientemente que obliga a municipios y estado a construir Refugios para Mujeres Víctimas de Violencia.

“Ante los datos tan alarmantes, el Congreso del Estado asignó recursos en la Ley de Egresos 2020, a fin de que las autoridades municipales que cuentan con proyectos sólidos para la creación de refugios reciban dichos recursos, ya que se requieren acciones inmediatas”.


“Los refugios no solo proporcionan aspectos esenciales como el alojamiento, sino servicios y recursos que permiten a las mujeres víctimas de violencia, reconstruir su autoestima y ayudarlas a dar los pasos necesarios para restablecer una vida con independencia, pero sobre todo, les salvan la vida”,
 manifestó.

Karina Barrón señaló que también hay tarea pendiente en el diseño de políticas públicas y prevención, para promover desde la educación básica el respeto hacia las mujeres y garantizar la Paridad total en todos los cargos públicos y puestos de gobierno.


“Para combatir esta problemática, se requieren diversas acciones, entre ellas, romper los estereotipos de género, promover en alumnos de educación básica el respeto hacia las mujeres, las nuevas generaciones deben tomar conciencia de la gravedad de esta problemática”.


“Además, empoderar a las mujeres y a las niñas, el Poder Legislativo aún tiene pendiente la aprobación de la reforma que garantiza la paridad total en los cargos del Gobierno del Estado y los Municipios”,
 subrayó.


Medios de comunicación publicaron está semana que la entidad superó los 100 casos de mujeres asesinadas en la entidad, cifra que es superior a la más alta alcanzada en la actual administración la cual se había presentado en 2013 cuando se llegó a los 93 casos.

De estos casos, 62 obedecen a Feminicidios, según datos de la Fiscalía General del Estado. 

En el delito de Violencia Familiar Nuevo León ocupa el segundo lugar, con 66,677 casos. 
Por ello, fue necesario establecer en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la obligación del Gobierno del Estado y de los Municipios de impulsar y apoyar la creación, operación y fortalecimiento de los refugios para garantizar mayor protección a las víctimas.