Dicen por ahí que las buenas acciones, tarde o temprano tienen recompensa, pero esta a veces puede llegar de formas inesperadas. Así le sucedió a un hombre en Argentina que encontró dos cheques al portador mientras iba camino a casa; guardó los documentos y cuando llegó a su destino se dio cuenta de que tenía mucho dinero en las manos.

Los cheques estaban firmados por 681 mil pesos mexicanos aproximadamente (2 millones 170 mil pesos argentinos) que debían pagarse al portador, pero, a pesar de que a nadie le cae mal un “dinerito extra”, para el hombre identificado como Luis Spahn nunca fue una opción cobrar la suma.

Spahn, quien trabaja como subcontratista en Telecom Argentina, buscó la forma de devolver los cheques y se puso en contactó con la empresa que los había emitido para informarles que los tenía y que su única intención era devolverlos a la brevedad.

En entrevista con el medio local, TN, Spahn admitió que, a pesar de estar a punto de perder su trabajo, no estaba esperando ninguna clase de recompensa por devolver los cheques, pues actuó de buena fe en todo momento. Sin embargo, cuando realizó la entrega, los dueños de los cheques le ofrecieron algo a cambio de su generosidad.

La empresa, que había perdido los cheques tras dárselos a un comisionista, se dedica a la fabricación de herramientas de distintos tipos, por eso, ante el acto de honestidad ofrecieron recompensar al hombre regalándole algunos de sus productos, sin embargo, este rechazó la oferta diciendo que no era su intención beneficiarse.

“Ellos estaban sorprendidos y me dijeron si quería algunas herramientas. Les dije que no y una de las chicas pidió que me trajeran algo, y aparecieron con una pala”

Luis Spahn

Cuando Spahn se negó, una de las empleadas presentes le pidió a otro que le llevaran “algo” al señor. “Aparecieron con una pala”, relató Luis Spahn.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.