Por Jorge Narváez.

Es una lástima que la Selección Nacional de México Femenil haya sido eliminada del preolímpico, sin poder obtener su boleto para los juegos olímpicos de Tokio 2020. Es triste que desde el 2004 no se ha podido clasificar, aunque evidentemente hay una razón: falta de interés.

Fue apenas hace dos años que la federación se le ocurrió crear una liga mexicana de puras mujeres, con el claro objetivo de abastecer de jugadoras a la selección o al menos tener de donde poder convocar. Y la idea fue buena, lamentablemente muy tarde para competir con potencias como las estadounidenses o los equipos de Europa.

Sin embargo, será cuestión de tiempo para mejorar el nivel de la selección, tener jugadoras competitivas, dinámicas y ágiles para dar batalla en las competencias mundiales.

Otra situación que salió a relucir, y que evidentemente pudo ser un factor en la eliminación, fue la falta de convocatoria de jugadoras claves como Charlyn Corral. La mexicana, que juega para el Atlético de Madrid Femenil, ha marcado 94 goles en Europa, pero eso no fue suficiente para Christopher Cuéllar que por alguna razón no la mandó a llamar.

La Selección Femenil y la Liga Femenil aún tienen muchas áreas de oportunidad por mejorar, pero lejos de ser aprovechadas, están cada día menos cerca de hacerlo.

No queda más que lamentarse. Para los aficionados y jugadoras ver por televisión los Juegos Olímpicos, para los directivos ver cómo es una verdadera organización que se ve reflejada en la cancha.

Fotografía: Mexsport/ ONCEdiario

@SoyJorgeNarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.