El año pasado Justin Bieber dejó a sus fans boquiabiertos cuando publicó un tuit en el que retaba a Tom Cruise a una pelea, etiquetando además al mismísimo presidente de la UFC (Ultimate Fighting Championship) en la publicación para darle visibilidad y tratar de conseguir aparentemente su respaldo.

Aunque poco después retiró la invitación, asegurando que se había tratado de una ocurrencia, el resto del mundo se quedó con la duda de qué le había pasado por la cabeza al cantante para pensar que sería una buena idea subirse a un cuadrilátero con el actor, que se ha ganado una reputación de tipo duro por grabar sus propias escenas de acción y entrenar en distintas disciplinas de artes marciales.

Ahora Justin se ha vuelto a pronunciar sobre ese tema durante la entrevista que dio al presentador James Corden,en el popular formato ‘Carpool Karaoke’ para reiterar su convicción de que su enfrentamiento con Cruise sería el espectáculo del siglo del que él saldría victorioso.

En vista de la evidente diferencia que existe entre la condición física de ambos, resulta fácil comprender por qué Corden se apresuró a apostar por el protagonista de Misión: Imposible en ese hipotético combate, algo que no le hizo demasiada gracia a su invitado.“

Estoy intentando no dejarme guiar por mi ego, pero no hay manera de que pueda ganarme. No es el tipo que ves en las películas. Soy peligroso e increíblemente ágil… No creo que comprendas el nivel de control mental que he alcanzado. Es propio de otra especie. Soy diferente. Soy el Conner McGregor del mundo del entretenimiento”.

Independientemente de que el artista estuviera hablando en serio o en broma, lo cierto es que nunca se dará a conocer quién se hubiera salido victorioso en ese encuentro, porque Tom Cruise nunca se dignó a responder la invitación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.