Cientos de personas de distintas partes de Europa llegaron a esta capital para manifestarse en contra de la extradición a Estados Unidos del fundador de Wikileaks, Julian Assange, y exigir su liberación bajo la consigna “El periodismo no es un crimen”.

Los manifestantes, entre quienes había ciudadanos ingleses, italianos y alemanes, se congregaron frente al Palacio de Westminster la víspera de la audiencia contra el activista en la corte de la corona de Woolwich, programada para el próximo 24 de febrero, donde se discutirá su extradición a EUA, reportó The Guardian.

El padre de Assange, John Shipton, dirigió la protesta que partió de la embajada de Australia en la capital británica y se dirigió al centro de Londres hasta la Plaza del Parlamento.

Los seguidores del periodista australiano también fueron acompañados por grandes activistas, artistas e intelectuales como el exlíder de Pink Floyd, Roger Waters, la actual directora de Wikileaks, Kristinn Hrafnsson, y el cantante Brian Eno.

La justicia estadounidense espera la extradición de Assange para juzgarlo por los 18 cargos en su contra por publicar información clasificada, lo cual, de acuerdo con The Guardian, implicaría una condena de 170 años de prisión para el periodista de 48 años.

El padre de Assange emitió un discurso frente a quienes han otorgado su respaldo al activista de internet donde afirmó que no entendía por qué su hijo estaba recluido en la prisión de Belmarsh, al sureste de Londres, y afirmó que la fortaleza del activista ha sido admirable al aguantar las persecuciones en su contra por la difusión de información a través del portal Wikileaks.

Hrafnsson anunció durante las protestas que la lucha por la liberación de Assange no era un asunto de izquierda o derecha, sino de la lucha contra una “fuerza oscura” que se opone a la justicia, la transparencia y la verdad.

Estados Unidos ha perseguido a Assange desde hace cerca de diez años por hackear una computadora del Pentágono con apoyo de una funcionaria de inteligencia militar, lo que les permitió difundir material clasificado sobre las guerras en Irak y Afganistán.

En días previos, el abogado de Assange informó frente a la corte británica que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump le ofreció en 2017 el perdón al activista a cambio de declarar que Rusia no participó en la filtración de correos demócratas durante las elecciones de 2016.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.