El Fondo Monetario Internacional (FMI) dispone de una línea de crédito de emergencia de alrededor de 50 mil millones de dólares para apoyar a sus países miembros, debido a que la enfermedad del coronavirus se extiende rápidamente y ya afecta de forma directa a más de un tercio de los 189 países miembros del organismo.

“Esto ya no es un problema regional, es un problema global que requiere una respuesta global”, afirmó Kristalina Georgieva, directora gerente del organismo en un discurso publicado este miércoles en el portal del FMI.

Precisó que el organismo “está poniendo a disposición alrededor de 50 mil millones a través de sus facilidades de financiamiento de emergencia de rápido desembolso para países de bajos ingresos y mercados emergentes que potencialmente podrían buscar apoyo”.

Del total, 10 mil millones de dólares están disponibles a cero interés para los miembros más pobres a través de la Línea de Crédito Rápido, agregó en el texto denominado Potential Impact of the Coronavirus Epidemic: What We Know and What We Can Do.

“El Fondo tiene recursos disponibles para apoyar a los miembros: gracias a la generosidad de nuestros accionistas, tenemos alrededor de 1 billón en capacidad de préstamo general”.

También cuenta con el Fideicomiso de Contención y Alivio para Catástrofes, que brinda a los países elegibles subvenciones iniciales para el alivio del servicio de la deuda del FMI que vence.

Dicho Fideicomismo demostró ser efectivo durante el brote de ébola de 2014, pero ahora está subfinanciado con poco más de 200 millones de dólares disponibles contra posibles necesidades de más de mil millones de dólares.

“Hice un llamado a los países miembros para ayudar a garantizar que esta facilidad esté completamente recargada y lista para la crisis actual”, abundó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.