Por Francisco Tijerina Elguezabal

“La ociosidad es la madre de todos los vicios.” Refrán popular

Uno de los aspectos más difíciles de llevar en este aislamiento social en el que participamos es, sin duda, la manera de llevar de la mejor forma todo el tiempo de ocio que tenemos.

Sinceramente no imagino a una mente perversa que con el solo propósito de divertirse a expensas de los demás, invente cuentos e historias de terror; no los imagino pero evidentemente existen y los hay, con esos y otros muchos propósitos.

Cuentos, bulos, historias, surgen de la nada con una mínima dosis de verdad y mucho de mentira, pero cuyos efectos pueden ser devastadores.

A fuerza de estar sin qué hacer, empiezas a divagar y es ahí en donde se abre el espacio para dar entrada a esas locas historias, a esas noticias que en otras condiciones te darías cuenta de que son una mentira, pero ahora no por las circunstancias y lo peor es que actuando de buena fe las repites y compartes.

Uno de los aspectos sobre los que tendremos que trabajar como seres humanos durante el mes completo de abril será la terapia ocupacional y la manera de no entrar en pánico debido a la incertidumbre.

Hoy le puedo compartir una receta que hasta ahora me ha funcionado: “un día a la vez” y “solo por hoy”. No se preocupe por mañana, la semana entrante, el mes que entra o el próximo año, céntrese en el hoy, lo demás, después veremos.

ftijerin@rtvnews.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.