El presidente AMLO lamentó que sus adversarios, los conservadores, armen un gran escándalo por su saludo a la mamá de Joaquín, «El Chapo«, Guzmán, pero no hayan dicho nada sobre las negociaciones entre el Cártel de Sinaloa y gobiernos anteriores. 

En su conferencia mañanera en Palacio Nacional, el mandatario federal aseguró que el saludo a María Consuelo Loera Pérez sólo fue un gesto de respeto a la señora por su calidad de adulta mayor. 

Descartó que el encuentro forme parte de algún tipo de pacto con el crimen organizado y recordó las comprobadas redes de complicidad implementadas en administraciones conservadoras.

«La señora la saludo y hubo un gobierno conservador que negoció con el hijo de la señora, y no dicen nada. De verdad que son hipócritas, esa es la verdadera doctrina del conservadurismo, la hipocresía. Acepten que no somos iguales».

En cuanto a los motivos del encuentro, AMLO explicó que Loera Pérez se trasladó hasta el punto en donde llevaba a cabo un evento de supervisión de obras de un tramo de la Carretera Badiraguato-Guadalupe y Calvo, en la zona serrana de Sinaloa.

Dijo que pudo haberse ido del punto sin saludar a la madre del «Chapo», pero insistió en que ese tipo de actos son una falta de respeto hacia las personas mayores. 

En cuanto a la carta que menciona en el video donde se muestra el saludo, AMLO reveló que se trata de una nueva misiva en donde la mujer pide ayuda del gobierno de México para poder volver a ver a su hijo luego de 5 años. 

«Que no lo ha visto en 5 años y que no se quiere morir sin verlo. Me pide que la ayude en gestiones para que el gobierno de EU le permita viajar y ver a su hijo. Voy a hacer el trámite, pero esto depende del gobierno de EU».