La presidenta de Comisión Europea Ursula von der Leyen pidió disculpas, a nombre del grupo de países que conforman la Unión Europea (UE), a Italia por el manejo de la crisis del coronavirus que no supo apoyar al país desde el inicio.

En un acto en la eurocámara la representante admitió que a pesar de que ningún país estaba listo para enfrentar la problemática que arrastraría el COVID-19 admitió que la UE no estuvo ahí cuando Italia los necesitaba.

Aseguró que la UE usará cada euro disponible a partir de ahora para salvar el mayor número de vidas posibles, después de que el continente se convirtiera en el epicentro mundial de la enfermedad e Italia fuera el país más afectado.

Von der Leyen afirmó que era necesaria una reconciliación con el país, que requería asumir sus errores como unión, por lo que este sería un primer paso para ayudar al país a enfrentar la crisis que aún vive, por su parte Luigi di Maio, ministro de exteriores italiano aceptó las disculpas de la UE.

El debate presupuestario, que mantenía a los países tensos, se discutía casi al mismo tiempo de la entrada del virus al continente, lo que provocó una reacción reticente a prestar ayuda económica a los países que más lo necesitaban y tenían menos recursos, entre ellos Italia, lo que provocó una combinación poco afortunada.

En su momento Francia y Alemania no aceptaron enviar equipos médicos, aunque ahora la UE busca un rescate para todos los países, que desde su anuncio ponía en primer lugar la atención a España e Italia, quienes han visto las peores etapas de la enfermedad en sus países y apenas comienzan a superarlas.

Italia hasta el momento tiene 168 mil 941 pacientes positivos y 22 mil 170 muertes, mientras España cuenta con 182 mil 816 casos y 19 mil 130 personas han fallecido por el COVID-19.