La Arquidiócesis Primada de Mexico destacó los esfuerzos de la comunidad eclesiástica para evangelizar aprovechando la Internet.

Al llevarse a cabo la celebración de misas sin fieles, la estrategia de comunicación de la Iglesia Católica fue unir esfuerzos con la feligresía para aprovechar las redes sociales, basados en la premisa ´Solos no podremos, tenemos que trabajar de tal forma que todos seamos uno´, publicó el semanario religioso Desde la Fe.

La Arquidiócesis reconoció que hasta marzo eran pocos los espacios ocupados por el Catolicismo en formato digital, “y de pronto, nos vimos involucrados en múltiples esfuerzos para acompañar digitalmente a las comunidades parroquiales”.

En el artículo titulado “La Iglesia en las redes sociales” indicó que términos como crossposting (que se refiere a compartir las transmisiones en Facebook), o peticiones de sacerdotes de “seguirlos” para alcanzar mayores seguidores y poder transmitir en vivo en You Tube, se han vuelto familiares para los creyentes.

Además, la crisis sanitaria ha llevado a las diferentes diócesis del país a unirse más entre ellas. “Esta pandemia no conoce de fronteras, y la Iglesia tampoco. Entre diócesis nos hemos hermanado aún más, y con el apoyo de la Conferencia del Episcopado Mexicano, hemos amplificado nuestra voz”, señala el texto.

“Los templos se quedaron sin gente, temporalmente, pero los medios digitales nos dieron la oportunidad de mantenernos unidos y en oración. Las redes sociales y el internet han acercado la Iglesia a sus fieles”.

No obstante, la Arquidiócesis, encabezada por el cardenal Carlos Aguiar Retes, afirmó que el Catolicismo no se convertirá en una “Iglesia virtual“, y estará cercana a la gente en cuanto la situación sanitaria lo permita.