El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, emitió este miércoles 13 de mayo un informe en el que se da a conocer la posible llegada el próximo fin de semana, de un ciclón del que se indica, podría llegar a convertirse en una tormenta tropical que sería la primera de la temporada de huracanas de este 2020.

Según lo señalado por las autoridades meteorológicas del país, la temporada de huracanas comienza de manera oficial el 1 de junio, sin embargo el organismo reportó que ya se monitorea un área de baja presión frente a la costa del sudeste del océano Atlántico de la que se advierte, tiene un 70% de posibilidades de volverse tormenta tropical que sería bautizada como “Arthur”.

Al respecto, el CNH detalla que las condiciones ambientales prevalecientes, parecen propicias para que el sistema pueda adquirir algunas características subtropicales a medida que avanza hacia el noreste hasta el domingo 17 de mayo.

El meteorólogo de la cadena de noticias CNN, Dave Hennen añadió que los datos apuntan a que en caso de que el sistema sí se conforme, probablemente sería una depresión subtropical o una tormenta subtropical y para que ésta se convierta en huracán, dijo, tiene que volverse completamente tropical estableciendo un núcleo cálido.

Previamente, la Universidad Estatal de Colorado dio a conocer que sus pronósticos sobre la temporada de huracanas generados en el Océano Atlántico, tendrán una actividad que definieron como “superior al promedio anual”, en términos de intensidad.

En sus previsiones, la institución detalló que existe la posibilidad de que lleguen a generarse hasta 16 tormentas con vientos superiores a los 180 kilómetros por hora, lo que destacaron, contrasta con el promedio anual de 12 tormentas que explicaron, se registran cada temporada.

De la misma forma, añadieron que de las 16 tormentas pronosticas, 8 de ellas podrían convertirse en huracanes y de esos 8, hasta 4 podrían tener las condiciones necesarias para que alancen la categoría 3, la cual podría pasar a una clasificación superior.