El presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, anunció el despliegue de la Guardia Nacional en todo el territorio estadounidense para “dominar” las calles ante la ola de protestas de por el asesinato de George Floyd, y advirtió que en caso de ser necesario, hará uso del Ejército estadounidense para poner fin a la violencia.

En un breve mensaje a la nación, el mandatario aseguró que Floyd y su familia obtendrán justicia, pero advirtió que en Estados Unidos debe prevalecer la ley y el orden y que no permitirá que grupos extremistas de “matones”, como la Acción Antifascista (Antifa), aprovechen esta coyuntura para destruir las bases de la sociedad y su progreso.

Confirmó que habló con gobernadores de los 50 estados y que les solicitó el despliegue de la fuerza policial y de la Guardia. En caso de que las autoridades locales rehuyan de poner fin a los motines, saqueos y violencia, Trump amenazó con recurrir a las tropas del Ejército estadounidense.“He recomendado fuertemente a cada gobernador a desplegar la Guardia Nacional en números suficientes para dominar las calles. Si un estado o ciudad rechazar tomas las acciones necesarias para defender la vida y propiedad de sus residentes, entonces voy a desplegar al Ejército y resolveré su problema”Donald Trump. Presidente de Estados Unidos.

Con el ruido de disparos de gas lacrimógeno cerca de la Casa Blanca como fondo, Trump aseguró que quienes perpetran los supuestos “actos vandálicos” son terroristas domésticos que realizan “crímenes contra Dios”. 

El mensaje de Trump, que se esperaba fuera conciliatorio en lugar de incendiario, llega en medio de un aumento en la intensidad de las protestas y de la represión policial. Son varias ya las ciudades donde la Guardia Nacional ha sido desplegada y este lunes el toque de queda en la capital, Washington DC, arrancará en punto de las 19:00 horas y se prolongará hasta las 6:00 horas de mañana martes 2 de junio. 

Previo a su comparecencia ante medios, Trump visitó la iglesia de St. John que sufrió un pequeño incendio en las protestas de anoche. El líder estadounidense caminó junto a los muros dañados y pintados del templo y posó con una biblia. 

El abogado de la familia Floyd informó horas antes que un médico legista de Minnesota catalogó la muerte de George Floyd como homicidio, y dijo que su corazón se detuvo mientras policías lo mantenían inmovilizado y oprimían su cuello, según la autopsia. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.