Una vez más el mundo del teatro se vistió de luto, esta vez por el sensible fallecimiento de Julián Guajardo a los 86 años, debido a complicaciones de salud.

Ícono del teatro en Nuevo León, Guajardo deja un gran legado en las artes escénicas pues durante su carrera se desempeñó como actordirector y fundadores de teatros locales.

Oriundo de Monterrey, Nuevo León, Guajardo debutó como actor en 1955 en la obra “El cielo prometido”. 

Asimismo, fundó los teatros La República, La Azotea y El Grillo, así como la Compañía de Teatro de Bellas Artes (1980), el Instituto de Artes de la UANL (1976) y la Revista Musical Universitaria de la UNL (1951).

“La danza que sueña la tortuga”, “El juego de Zuzanka”, “Los signos del zodiaco”, “Medea”, “La sonata a Kreutzer”, “El gorila”, “La muerte de un viajante” y “Crimen y castigo”, son algunas de las obras dirigidas por el célebre teatrista.

Por último, cabe recordar que, en el pasado mes de febrero, fue congratulado con la Presea al Mérito Artístico 2020 por parte de la UANL en la categoría de Artes Escénicas.

Envian condolencias

 El gobierno de la ciudad de Monterrey expresó que “se une a la pena que embarga a la familia y amigos por el sensible fallecimiento de Julián Guajardo“.

 De acuerdo con el Boletín del Centro de Documentación y Archivo de la Universidad Autónoma de Nuevo León, estudió tres años la carrera de Arquitectura en la UANL, pero su pasión por el teatro le llevó por el camino de las artes escénicas, trasladándose en 1956 a la Ciudad de México para estudiar en el Instituto Nacional de Bellas Artes. Su talento le hizo merecedor de una beca en la Universidad Carolina de Praga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.