Porque representa un riesgo de contagios por Covid-19, Nuevo León pidió ayer evitar los festejos del Día del Padre y se anunció que para evitar largas filas se harán operativos de seguridad en carnicerías y tiendas de víveres relacionados con la fecha

Por disposición de la Secretaría de Salud en el Estado, pastelerías y panteones permanecerán cerrados durante el 20 y 21 de junio.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón refirió que al igual como sucedió el Día de la Madres, las celebraciones pueden esperar unos meses más.

“No hagan festejos innecesarios, es mejor quedarse en casa, no es necesario”.

“El Día del Padre no es tan festejado como el Día de la Madre, no sé por qué pero así es, yo creo que los papás con un ´te quiero papá´ estamos satisfechos, es más ni siquiera nos regalan un pastel; entonces espero que no pase eso, que no festejen”, manifestó.

De manera adicional y para evitar largas filas en restaurantes, carnicerías y demás establecimientos de compra de víveres en relación con esta fecha, se realizarán operativos de seguridad en los alrededores.

Como una medida de prevención, se exhortó a realizar reservaciones desde días antes, y no verse inmersos en aglomeraciones de personas.

“Si algunos de los restaurant se saturan, iremos a cerrarlo, están advertidos y avisados”.

“Si la gente quiere ir a un restaurant que haga reservaciones y el dueño del restaurant se acostumbre”.

Previamente, Manuel de la O Cavazos, titular de salud, hizo mención de las restricciones en los campos santos y establecimientos de pasteles.

Quienes estén interesados en adquirir este postre, podrán hacerlo vía internet o telefónica con entrega a domicilio.

“En cuanto a los panteones van a permanecer cerrados por el Día del Padre; las pastelerías también van a estar cerradas, solamente servicio a domicilio para que lo pidan en línea y no haya tumultos, aglomeraciones en las pastelerías”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.