A una semana de iniciar el Ciclo Escolar 2020-2021, los negocios donde venden uniformes escolaresreportaron una caída en las ventas de hasta un 75 por ciento.

Los comerciantes señalaron que esto se debe a que las autoridades anunciaron que las clases se darán a distancia, por vía internet y a través de la televisión debido a la contingencia por la pandemia.

“Las ventas de uniformes están demasiado bajas, este año ha sido muy difícil, la gente este año no ha venido porque las clases no serán presenciales, a duras penas estamos sacando para pagar los servicios y eso es a veces”, aseveró, Omar Alanís, encargado de una tienda ubicada en Madero, entre Villagómez y Amado Nervo.

Para estas fechas, los vendedores dijeron que los establecimientos estaban completamente llenos de gente realizando las compras de último momento, sin embargo, hoy estos locales lucen vacíos.

Algunos de estos negocios para poder sacar algo de dinero han tenido que implementar estrategias como la venta de cubrebocas, gel antibacterial y otros artículos.

“Hemos tenido que poner a la venta otros tipos de artículos como cubrebocas que se han vuelto muy indispensables, gel antibacterial, difusorers para sanitizar, entre otras cosas para poder recuperar algo de dinero, porque los uniformes nada mas no se están vendiendo”, dijo Irma Rodríguez, comerciante de la avenida Madero.

El comerciante espera que esta reactivación los ayude a mejorar las ventas y agregó que en el establecimiento se llevan a cabo y se cumplen todas las medidas sanitarias implementadas por las autoridades.

“Esperamos que con la reapertura económica esto pueda mejorar, pero sabemos que será difícil, mientras las clases sigan a distancia, las ventas seguirán bajas, aparte mucha gente se quedó sin trabajo y difícilmente podrán comprar un uniforme nuevo, esperemos que para el inicio de año, una vez que los niños puedan asistir a clases esto mejore”, refirió, Cesar Frías, propietario de una tienda ubicada sobre la avenida Juárez.

Otro sector que ha visto sus ventas bajar hasta en un 65 por ciento son los dedicados a las ventas de mochilas.

“La pandemia nos ha pegado a todos, la gente no está saliendo a comprar sus mochilas para los niños como en otros años, hemos tenido una baja de un 65 por ciento, la gente que ha venido son trabajadores que requieren de una mochila, pero este tipo de articulo para los niños han sido pocos”, argumento Sarita Ortega, vendedora que tiene su establecimiento sobre la avenida Reforma y Amado Nervo en el Centro de Monterrey.