Un ‘obispo’ y su hijo fueron detenidos en Colombia debido a que vendían dióxido de cloro como una cura para el coronavirus, lo cual provocó la muerte de 7 personas en Estados Unidos.

Los responsables fueron identificados como Mark y Joseph Grenon, el primero de los cuales creó una organización religiosa denominada Iglesia de Salud y Sanación Génesis II que vendía el producto, sobre el cual ya había advertido la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) por potenciales riesgos contra la salud.

De acuerdo con el reporte de la Fiscalía de Colombia, padre e hijo promovían el dióxido de cloro como un tratamiento para la hepatitis, el autismo y la esclerosis múltiple, además del Covid-19, pese a que el componente básico era tóxico, recupera el diario The Guardian.

El ‘obispo’ y su hijo eran solicitados por las autoridades estadounidenses para su extradición debido a la venta e introducción del blanqueador textil como cura, que no sólo se comercializaba en dicho país sino también en países del continente africano.

La Iglesia de la Salud y Sanación Génesis II tiene su sede en el estado de Florida y aunque en abril se les ordenó que dejaran de comercializar la sustancia, no acataron el mandato judicial y la exportaban desde Colombia, donde los detuvieron.

De hecho, Mark Grenon trató de convencer al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que adquiriese el producto para combatir el coronavirus, días después fue cuando el magnate sugirió la idea de inyectar desinfectante en el cuerpo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.