El Ministerio de Sanidad de Argentina informó la muerte de un niño de 5 años el pasado 15 de agosto debido a un paro cardiorrespiratorio: de acuerdo a las investigaciones, esto sucedió debido a que el pequeño ingirió dioxido de cloro, el cual habría sido suministrado por sus propios padres.

Según las autoridades que hicieron el interrogatorio, tanto el padre, como la madre del menor, señalaron que le dieron la sustancia como una manera de prevenir el Covid-19; haciendo caso de supuestos informes y rumores acerca de la efectividad de la misma en contra de la enfermedad.

No obstante, el niño comenzó a reaccionar al dióxido de cloro casi de manera inmediata, por lo que fue ingresado de emergencia en el Hospital de Plottier, en la provincia de Neuquén; lamentablemente no se pudo hacer nada para salvarle la vida.

El dióxido de cloro no sirve como remedio contra el Covid-19

La creencia de que el dióxido de cloro puede combatir el Covid-19 si se ingiere se da debido a que, como este es efectivo contra el virus cuando se aplica en superficies, se asume que al tomarse el cuerpo se “limpiará” o se hará resistente al mismo; sin embargo, eso no es cierto.

Organismos locales e internacionales han reiterado que la sustancia es sumamente nociva para la salud, causando desde irritación al sistema digestivo, hasta insuficiencia hepática, afectaciones respiratorias, disminución de la presión arterial y trastornos cardiovasculares.

Por lo mismo no se recomiendo su ingesta en ningún caso, eso incluye a derivados como los productos de limpieza hechos a base de “cloro” que se venden en tiendas de autoservicio.

Algo que ha ayudado a que esta creencia errónea se difunda, ha sido que algunas personalidades de la política y el entretenimiento han señalado como recomendable la bebida del dióxido de cloro para atacar al Covid-19, lo que provocó que muchas personas dieran como válida esta idea.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.