Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

josejaimeruiz@lostubos.com

Cristina Díaz, siguiendo las pautas de Manlio Fabio Beltrones de 2017, propone no para el país sino para Nuevo León un gobierno de coalición. Este lunes algunas columnas políticas afines al alcalde Zeferino Salgado, de San Nicolás, y a la alcaldesa de Guadalupe, destacan su reunión y la posibilidad de conquistar dicho gobierno.

Cristina Díaz debiera ser más explícita, ya que mientras ella habla de coalición, Zeferino sigue intentando alianzas. Chefo ya se reunió con Samuel García, Clara Luz Flores, Adrián de la Garza e Ildefonso Guajardo. Cristina Díaz se reunió con Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente nacional de Morena, lo cual nos lleva a la pregunta, ¿entra Morena en la coalición que pretende Cristina? Si hay coalición con el PAN de Chefo, ¿eso excluye al senador Víctor Fuentes, ya excluido de los grupos de poder del PAN?

¿Qué pretendía en 2017 Manlio Fabio Beltrones?

“El gobierno de coalición abre la posibilidad de que varios partidos políticos y sus respectivos grupos parlamentarios sean corresponsables en la operación y decisiones cotidianas del gobierno, no solo a través de su respaldo legislativo, sino también con la participación de sus militantes como titulares de secretarías de despacho que forman parte del gabinete presidencial”.

¿Está en condiciones el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de “aceptar” un gobierno de coalición en el estado de Nuevo León?

No.

Morena pudo aliarse con el PT, el Verde, y hasta con Encuentro Social y Movimiento Ciudadano, no con el PRI, mucho menos con el PAN. Así, la propuesta de un gobierno de coalición de Cristina Díaz va en contra de los intereses electorales de López Obrador, por un lado; por el otro, es un atentado político a las aspiraciones del alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, y del coordinador de los diputados priistas en el Congreso local, Francisco Cienfuegos. También contradice las aspiraciones de Clara Luz Flores Carrales, alcaldesa de Escobedo, quien pretende un gobierno de inclusión, no de coalición.

En el fondo, Cristina Díaz propone que la clase política de siempre se mantenga siempre en el poder, un regreso a un prianato recargado con la suma de otros partidos, una simulación. ¿O no? Le toca a Cristina explicarlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.