El huracán Laura se debilitó a categoría 2 en las primeras horas de este 27 de agosto, luego de tocar tierra como categoría 4 en el estado de Louisiana, en el sur de Estados Unidos.

Tras cruzar el Golfo de México, el meteoro tocó tierra cerca de Lake Charles con rachas de viento de 240 kilómetros por hora, y está provocando olas de 6 metros de altura y una marejada que podría penetrar hasta 60 kilómetros al interior de la línea costera, por lo que se prevén inundaciones severas.

Además, se calcula que unos 290 mil hogares y negocios quedaron sin electricidad por la fuerza del ciclón tropical tanto en Louisiana como en el oeste de Texas.

Cabe señalar que, de acuerdo con la escala de Saffir-Simpson, un huracán se considera categoría 5 cuando tiene rachas de viento de 252 kilómetros por hora, lo que significa que estuvo a punto de alcanzar este estatus.

Pese a que las autoridades pidieron a la población de la zona evacuar para ponerse a salvo, se sabe que al menos 150 de la comunidad de Cameron (Louisiana) se negaron y tenían previsto quedarse en puntos altos de sus viviendas e incluso en casas rodantes a pesar del inminente riesgo de inundación.

Otros cientos de habitantes de Lake Charles tampoco desalojaron sus viviendas y ahora “no hay forma de llegar a ellos”, aseguró Tony Guillory, presidente del órgano de gobierno del condado de Calcasieu.

Debido a las difíciles condiciones, se decidió que no se mandará a equipos de rescate hasta que el clima lo permita.

Varios videos que circulan en redes sociales dan testimonio de la fuerza de Laura y muestran cómo el viento arrasa con las fachadas de edificios y tumban palmeras y postes de electricidad.

Horas después de internarse en tierra, el huracán se degradó a categoría 2, pero sigue manteniendo rachas sostenidas de 190 kilómetros por horay rachas de hasta 250 kilómetros por hora.

Según la trayectoria pronosticada, seguirá con dirección al norte y tocará Arkansas como huracán categoría 1 o tal vez ya degradado a tormenta tropical, para luego virar hacia el noreste y afectar Illinois, Missouri y Kentucky (ubicados a unos 700 kilómetros del golfo) como depresión tropical.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.