Luego de rendir protesta como magistrado del Tribunal Superior de Justicia, Ángel Mario García Guerra fue tajante al señalar que no va a desistir del proceso de destitución por desacato en contra del Congresolocal.

Al ser entrevistado, el funcionario advirtió que el proceso que solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación sigue porque él no iba a ser cómplice de violaciones a la ley.

“Claro que esto va a seguir. No podemos ser cómplices de violaciones reiteradas a la Ley”.

“La importancia de este precedente no soy yo; la importancia es la dependencia del Poder Judicial del Estado de Nuevo León”, advirtió.

Manifestó que la victoria que tuvo en los tribunales en contra del Poder Legislativo era un precedente que marcara la historia en el Estado de Nuevo León.

Pero aclaró que el proceso que comenzó es solo contra los legisladores que votaron en contra de la ratificación llevada a cabo el pasado mes de diciembre.

“Quiero que el Tribunal Colegiado proceda sólo contra los diputados que en diciembre de 2018 votaron en contra de su ratificación y no de todo el Congreso, como se planteó”.

“Yo estimó que será en septiembre cuando éste asunto se resuelva el asunto y confío en que ordene la destitución” “Por supuesto (que confía) en nuestro máximo órgano de justicia”, dijo.

Ante esta situación, los legisladores que estuvieron votando en contra de la ratificación del magistrado fueron las bancadas del PAN y del PRI.

Este miércoles, García Guerra se presentó en el Congreso local en donde los integrantes le tomaron la protesta de ley, al regresar a su cargo tras tres largos años de disputa legal contra el Poder Legislativo.

“Ciudadano doctor Ángel Mario García Guerra se le ha ratificado a usted por la septuagésima quinta legislatura al Congreso de Nuevo León como magistrado del Tribunal de Justicia por lo que bajo los afectos del artículo 143 de la Constitución Política local, le pregunto, protestáis guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la del Estado de Nuevo León y la leyes que de ella emane y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de magistrado del Tribunal Superior de Justicia que se le ha conferido”, cuestiono Juan Carlos Ruiz, presidente de la mesa directiva del Congreso Local.

“Si protesto”, contesto Ángel Mario García Guerra al momento en que levantaba el brazo cumpliendo con el protocolo de una ceremonia de esta magnitud.

Cabe destacar que los diputados se negaron a ratificar a García Guerra en ocho ocasiones, y el Primer Tribunal Colegiado solicitó a la Suprema Corte de la Nación iniciara un procedimiento para destituir a los legisladores por desacato, al no cumplir un ordenamiento emitido por el Juzgado Tercero de Distrito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.