Integrantes del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) señalaron que la pandemia de Covid-19 nos obliga a repensar nuestro modelo de desarrollo y consumo que se han basado en una visión depredadora y extractivista del medio ambiente.

Ello nos orillará, dijeron los ambientalistas, a procurar el bienestar al que aspiramos todos los seres humanos y que se coloque en el centro de cualquier proyecto el respeto y la garantía a nuestro derecho humano a un medioambiente sano, debido a que la epidemia nos ha mostrado la necesidad de respirar aire y agua limpios, alimentación sana y ecosistemas saludables para cuidar nuestra salud.

CEMDA recordó que de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el 80 por ciento de las muertes por Covid-19 se concentran en zonas donde el medio ambiente ha sido impactado de manera negativa por lo que se deben rediseñar las políticas públicas que pongan en el centro de las prioridades la protección al medio ambiente.

Uno de los elementos importantes será la sustitución de las energías fósiles y transitar a una economía de cero carbono donde se privilegie el uso de la energía renovable.

Además, repensar los esquemas de agricultura y ganadería industrialque han provocado grandes impactos en la cobertura vegetal y forestal de nuestro país y transitar a modelos de agricultura agroecológica y reconocimiento de nuestro patrimonio biocultural.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.