La vacuna contra el Covid-19 parece estar cada vez más cerca, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido insistentemente que pese a los cientos de laboratorios y científicos que trabajan para desarrollarla, no es seguro que algún día la humanidad cuente con este tipo de protección.

Es por ello que los fundadores de la empresa Octo Safety Devices decidieron trabajar hasta crear lo que en su opinión es el cubrebocasperfecto, pues afirman, ha superado todos los estándares establecidos por la mascarilla N95, considerada por especialistas como una de las más eficaces contra el nuevo coronavirus.

De acuerdo a 20 Minutos, esta maravilla de cubrebocas fue bautizada como el Octo Respirator Mask (ORM), que según sus desarrolladores es capaz de filtrar el 99 por ciento de los microorganismos nocivos para el humano.

Lo anterior es posible gracias a que la mascarilla cuenta con un filtro recubierto con plata, elemento capaz de matar patógenos al contacto, filtrando el 98 por ciento de las partículas.

Esto garantiza protección bidireccional, es decir, que mantiene tanto al usuario como a quienes lo rodean a salvo de patógenos y otras partículas nocivas.

En 2009, el Gobierno de Estados Unidos publicó el Informe B.R.E.A.T.H.E., en el que enlistaba 28 recomendaciones necesarias para mejorar significativamente las máscaras de respiración.

La compañía afirma que el ORM cumple con prácticamente todos los lineamientos e incluso fue capaz de superar los estándares comúnmente establecidos por la mascarilla N95, con varias ventajas adicionales:

– Permite respirar sin dificultades

– Tiene una vida útil de al menos 10 años

– Permite una fácil desinfección y sanitización

Las dos últimas cualidades son posibles gracias a que el Octo Respirator Mask está hecho de silicona ultra suave de grado médico, que además le permite adaptarse a la cara, lo que hace su uso cómodo durante períodos prolongados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.