Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

josejaimeruiz@lostubos.com

Escribió José Francisco Ruiz Massieu:

– Lo más aterrorizante de las dictaduras es que no se sabe nunca si está prohibido lo que está prohibido.

– El partido único está tan solo que sólo puede aspirar a que lo acompañe el eco.

– Hay una regla polí­tica elemental: no hay que pelear con todos, por todo y al mismo tiempo.

-Hay polí­ticos que sólo plantean la trama, pero son incapaces de apuntar un desenlace.

– En polí­tica cuenta la biografí­a, pero más la circunstancia.

– Como he gobernado he hecho mucho mal; me salva que también he hecho mucho bien porque he gobernado.

– Capacidad y ambición hacen al polí­tico; nunca sólo ambición, pocas veces solo capacidad.

– Una revolución está muerta cuando ya no convoca, sino que sólo evoca.

– En polí­tica todos son traidores, la diferencia consiste en que unos no saben que lo son.

– En polí­tica no hay jubilación, pero sí­ retiro.

– La polí­tica puede asquear, pero no aburrir.

– Polí­tico rico, pobre polí­tico, porque lo debilita su patrimonio.

– El polí­tico debe ser apasionado, no pasional.

– No designemos amigos, hagamos amigos a los designados.

– No temo al péndulo sino a la balanza.

– Una revolución longeva es lo más antirrevolucionario que hay.

– Es más fácil enfrentarse al lobo, si se presenta como lobo.

– Quien no sabe de paradojas no entiende de polí­tica: El arcaizante, que quiere conservar, debilita, y el democratizador, que quiere cambiar, vigoriza.

– La modernización polí­tica empieza con el saneamiento del lenguaje polí­tico.

– El presidente que registra una injuria se auto-denigra.

– Para algunos la traición a los hombres es sinónimo de lealtad a las instituciones. Para otros la traición a las instituciones es lealtad a los hombres.

– Hay polí­ticos que cifran su prestigio en lo que los demás creen que oculta.

– Retracemos el sistema, pero no lo retrasemos: no lo hagamos ir hacia atrás.

– A veces la vanidad hace que el hombre de influencia crea que tiene poder.

– Se olvidan que un régimen está en el umbral de su caí­da cuando se pierde la batalla de las ideas.

– Se puede monopolizar el poder, pero no es posible monopolizar la polí­tica.

– Hay quien cree que el diálogo se da cuando el eco contesta su voz.

– No me puedo morir porque tengo cosas pendientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.