El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, calificó de “calumnias” las versiones sobre un supuesto vínculo entre la fundación del multimillonario Michael Bloomberg y el financiamiento de campañas e iniciativas contra el consumo de bebidas con alto contenido de azúcar, como los refrescos, y alimentos con nulo contenido nutricional, como la llamada “comida chatarra“. 

En la conferencia diaria de seguimiento del avance de la pandemia del coronavirus Covid-19, el subsecretario fue cuestionado respecto a la supuesta injerencia de la fundación Bloomberg en las recientes iniciativas promovidas contra la industria de alimentos y bebidas. 

Acusó que dichas versiones son “calumnias” lanzadas por personas afines a los intereses de la industria y que la resolución de la actual administración federal, de combatir con mayor fuerza la epidemia de obesidad y sobrepeso causada por el consumo de dichos productos, nada tiene que ver con injerencia de alguna organización o personaje del extranjero. 

Precisó que si bien el Instituto Nacional  de Salud Pública sí ha recibido recursos de la fundación de Bloomberg, las donaciones no han sido vinculantes, por lo que los objetivos y resultados de los programas de implementación no están en juego. 

“La industria, cuando se vio enfrentada a un gobierno independiente, que no tiene interés en defender las ganancias económicas privadas, sino que busca proteger el interés público en salud, quiso contaminar con una calumnia y habló de la fundación Bloomberg”, afirmó Hugo López-Gatell.

Rechaza López-Gatell que Bloomberg haya pagado sus estudios 

En su exposición, López-Gatell destacó las políticas implementadas por Bloomberg en su paso por el gobierno de la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos y aprovechó también para aclarar el supuesto apoyo que habría recibido de su parte cuando cursó sus estudios de doctorado

Indicó que a su ingreso a la universidad John Hopkins, Michael Bloomberg hizo una donación a la institución y la escuela en la que se encontraba realizando sus estudios pasó a ser bautizada con el nombre del magnate en agradecimiento por su aportación. El funcionario precisó que dicha situación no significa que el empresario haya pagado por su educación. 

Respecto a la iniciativa elaborada por senadores de Morena para aumentar hasta en un 400 por ciento el impuesto IEPS a refrescos y bebidas azucaradas, López-Gatell consideró la iniciativa como una “noticia excelente” y destacó el uso que podría hacerse de esos recursos para temas de salud. 

“Yo no tengo la culpa, ni tengo ningún beneficio, de que en mi segundo año del doctorado, la escuela donde estudié ahora se llama la escuela Bloomberg de Salud Pública. Estoy orgulloso de estar ahí, es una escuela muy buena”, finalizó el subsecretario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.